En pocos días dejaremos atrás un 2019 de cambios que nos ha permitido alcanzar muchas metas. Sobre los logros conseguidos, quiero destacar uno muy importante que estaba pendiente desde hace muchos años: el acuerdo de representatividad, que por fin ha hecho posible una representación justa y paritaria para las pymes y los autónomos de Catalunya. Desde el pasado mes de marzo, PIMEC tiene la condición de agente más representativo en igualdad de condiciones que Foment del Treball y, por lo tanto, se ha puesto fin a la situación injusta para el tejido empresarial de las pequeñas y medianas empresas que denunciábamos desde hacía 12 años.

En este 2019 de cambios que ahora termina, para poner un par de ejemplos, las empresas han tenido que adaptarse a la nueva normativa de registro de la jornada laboral, y muchas también han desarrollado procesos de transformación digital para adaptarse a las nuevas exigencias del mercado de trabajo.

Este año también ha estado especialmente marcado por las diferentes citas electorales. Tuvimos elecciones generales en abril; municipales y europeas en mayo, y en noviembre, de nuevo generales, lo que ha puesto de manifiesto, una vez más, el fracaso absoluto de la política. Para cada uno de los comicios PIMEC ha elaborado un conjunto de propuestas para que las diferentes administraciones tengan en cuenta cuáles son las prioridades de las pymes y de las personas autónomas. Desgraciadamente, la mayoría de ellas continúan sin ponerse en marcha a causa de la situación de ingobernabilidad que hemos vivido a lo largo de este 2019.

En este 2019 de cambios que ahora termina, para poner un par de ejemplos, las empresas han tenido que adaptarse a la nueva normativa de registro de la jornada laboral, y muchas también han desarrollado procesos de transformación digital para adaptarse a las nuevas exigencias del mercado de trabajo.

Por todo esto, instamos las diferentes fuerzas políticas a facilitar la formación de un gobierno estable y, por otro lado, también los pedimos que encuentren una solución política basada en el diálogo para evitar que se repitan hechos como los de este otoño, que estuvo marcado por unas sentencias que nunca se tendrían que haber producido y que no ayudarán a resolver el conflicto entre Catalunya y el resto del Estado.

Como balance de este año que finalizamos, queremos poner de relieve que las pymes catalanas disfrutan de una buena salud y que, de cara al año que viene, pronosticamos un crecimiento de la economía. Pero para que sea así son del todo necesarias la formación de gobierno y la aprobación de los presupuestos.

En este sentido, reclamamos las cuentas para poner en marcha medidas que se convertirán en los retos económicos y empresariales del 2020, por ejemplo: potenciar la industria; una fiscalidad adaptada para pymes y disminuir la presión fiscal; más inversión en infraestructuras; un régimen sancionador contra la morosidad, y potenciar el papel de las empresas como agentes formativos dentro del sistema educativo. Además, quedan muchos pasos para hacer en relación con el cambio climático. Desde PIMEC y la Fundación PIMEC hemos presentado propuestas concretas en diferentes ámbitos, y seguiremos trabajando en la implantación de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) que marca la Agenda 2030 de la ONU.

Josep González i Sala
Presidente de PIMEC