La sustitución de las etiquetas de eficiencia energética en un plazo de tres semanas no es factible para las PYMES.

UEAPME , patronal europea de pymes de la que PIMEC tiene la vicepresidencia, Eurocommerce y Independiente Retail Europe reactivan su alianza para hacer un frente a tres bandas ante las continuas negociaciones sobre la revisión del etiquetado de eficiencia energética ya que están particularmente preocupadas por el artículo que establece el plazo para que las empresas sustituyan las etiquetas de eficiencia energética en sus productos, entendiendo que las empresas necesitan tiempo suficiente para adaptar sus procesos internos para cumplir con la obligación de reetiquetado.

El pasado mes de julio, el Parlamento Europeo aprobó una parte de las enmiendas presentadas a la Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece un marco para el etiquetado de la eficiencia energética y se deroga la Directiva 2010/30 / UE , entre las que estaba la enmienda 34, en la Propuesta de regulación, Artículo 3 – apartado 2:

(aa) sustituirán las etiquetas existentes para las etiquetas reajustadas, tanto en los establecimientos comerciales como en línea, en un plazo de tres semanas a partir de la fecha especificada en el acto delegado pertinente

Sin la aprobación de las enmiendas, el Parlamento Europeo no votó la resolución legislativa y por tanto, la propuesta modificada de la Comisión se devolvió a la Comisión de Industria, Investigación y Energía de conformidad con el artículo 61, apartado 2, para constituir el mandato de negociación del Parlamento Europeo en primera lectura.

3 semanas para sustituir las etiquetas de eficiencia energética es inviable

Las tres organizaciones que representan a las empresas Europeas, y en particular a las PYMES, están convencidas de que este intervalo de tiempo tan corto para sustituir las etiquetas, que se discute actualmente en el Consejo, es completamente inviable.

Con el objetivo de poder influir en la decisión, las tres organizaciones hemos dirigido una carta conjunta al Consejo Europeo instante que aborde esta cuestión candente y alargue el periodo para sustituir las etiquetas.

Tal disposición aumentará, sin duda, el nivel de burocracia y los costes para las PYMES, perjudicando así su competitividad.

El etiquetado energético beneficia al medio ambiente

El 25 de febrero de 2015, la Comisión anunció, en su Estrategia Marco para una Unión de la Energía resiliente con una política climática prospectiva, una revisión de la Directiva de etiquetado energético para de aprovechar mejor el potencial de eficiencia energética para moderar la demanda de energía y, por tanto, reducir la dependencia energética de la Unión Europea.

El etiquetado energético beneficia al medio ambiente, ya que permite a los clientes obtener información precisa, pertinente y comparable sobre la eficiencia energética y el consumo de energía de los productos relacionados con la energía, estén donde estén en la Unión, y, por tanto, tomar decisiones de compra fundadas, rentables y respetuosas con el medio ambiente , que aportan beneficios tanto desde el punto de vista ambiental como desde la perspectiva económica.