El pasado 13 de octubre, el Consejo aprobó su posición sobre una directiva destinada a proteger a los trabajadores de la exposición a agentes carcinógenos o mutágenos en el lugar de trabajo. Esta aprobación abre la vía para que tengan lugar los debates entre el Consejo y el Parlamento Europeo en torno a la directiva.

Los empleadores deberán detectar y evaluar los riesgos asociados a la exposición de los trabajadores a determinados agentes carcinógenos (y mutágenos), y deberán prevenir la exposición cuando haya estos riesgos.

La propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo que modifica la Directiva 2004/37 / CE, relativa a la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes carcinógenos o mutágenos durante el trabajo, propone fijar límites de exposición respecto a 11 agentes carcinógenos más de los que ya prevé la Directiva de 2004 vigente.

Estos nueve agentes son los siguientes:

  • polvo respirable de sílice cristalina
  • 1,2-epoxipropano
  • 1,3-butadieno
  • 2-nitropropano
  • acrilamida
  • determinados compuestos de cromo (VI)
  • óxido de etileno
  • o-toluidina
  • fibras cerámicas refractarias
  • bromoetileno
  • hidrazina

Según la propuesta de Directiva habrá requisitos mínimos para eliminar y reducir todos los agentes carcinógenos o mutágenos.

El cáncer es la primera causa de mortalidad relacionada con el trabajo en la UE

Según la Comisión las cifras que arrojan los estudios sobre enfermedades laborales indican que el cáncer relacionado con el trabajo y causado por la exposición a agentes carcinógenos sigue siendo un problema y seguramente seguirá siéndolo en el futuro. Cada año se atribuye al cáncer 53% de la mortalidad relacionada con el trabajo, mientras que el 28% corresponde a las enfermedades circulatorias y el 6% a las respiratorias.

Próximas etapas

La Comisión de Empleo del Parlamento Europeo examinará un proyecto de informe en noviembre y si todo sigue su curso la adopción está prevista en febrero de 2017.

Más información