Entrevista a Amparo Lafuente, nueva presidenta de la Asociación de Fabricantes y Comercializadoras de Aditivos y Complementos Alimentarios, AFCA.

AFCA nació para ayudar las empresas gestoras de aditivos alimentarios a ejercer un protagonismo justo tanto en la industria alimentaria como entre los consumidores y así poder colaborar con la Administración Pública y con las instituciones científicas más prestigiosas y solventes, en la elaboración de proyectos, normas y leyes en la materia. Con la nueva Junta Directiva, la Asociación dibuja nuevos retos y objetivos centrados en impulsar actividades científicas innovadoras, promover la participación activa de los socios, impulsar las redes sociales y mantener sinergias con otras entidades.

¿Cómo has vivido la reciente entrada en la Presidencia de AFCA y qué retos de futuro encaras desde el nuevo cargo?

Lo he vivido con mucha ilusión pero, sobre todo, con un gran sentido de la responsabilidad. Cuando la Junta Directiva me animó a hacerme cargo de la presidencia de AFCA, la Asociación atravesaba un momento complicadísimo por la inesperada defunción de nuestro anterior presidente, Andrés Gavilán. El hecho de hacerme cargo de la presidencia de la Asociación en estas condiciones y con la complicación adicional de ser online, no habría sido posible sin la inestimable ayuda y apoyo de todos los compañeros/as de la Junta Directiva, quienes están dedicando un tiempo y esfuerzo extra para que la Asociación mejore día a día.

Entre nuestros retos de futuro está el modernizar la Asociación, impulsando la digitalización e incrementando nuestra presencia en las redes sociales utilizándolas como medio para dar una mayor visibilidad a nuestro sector.

¿Cómo se ha visto afectada AFCA por la Covid-19 y que habéis aprendido de esta crisis?

La pandemia está siendo un golpe duro para toda la sociedad en general, nuestras empresas asociadas no han sido una excepción. Aunque somos conscientes de estar en un sector privilegiado, el de la industria alimentaria, sí que se ha visto afectado a causa de la reducción del consumo de algunos alimentos, así como de la drástica caída del turismo y la reducción de la actividad del canal Horeca. En cuanto a AFCA, la pandemia nos ha golpeado con dureza a nivel personal y operativo del día a día. Aun así, de la pandemia hemos aprendido la generosidad, la capacidad de resistencia y la adaptación del ser humano, así como hemos descubierto la capacidad de crecernos ante la adversidad y de seguir adelante.

¿Cómo se explica desde AFCA la tendencia de que comer natural es más sano? ¿Qué beneficio encuentra el consumidor en los aditivos y complementos alimentarios?

Lo primero que me gustaría aclarar es que comer natural no siempre es sinónimo de comida sana. La palabra natural, a veces, se utiliza arbitrariamente porque hay alimentos que, incluso siendo naturales, si se toman en cantidades excesivas o sin un proceso de preparación adecuado, pueden ser perniciosos para la salud. La sal, por ejemplo, es un producto natural que si se toma en exceso puede provocar hipertensión y como este podríamos encontrar numerosos ejemplos.

Los beneficios que aportan los aditivos son mejorar la calidad, la estabilidad y durabilidad de los alimentos transformados, especialmente en cuanto a sus características organolépticas: color, olor, sabor, textura… Los aditivos utilizados en las dosis autorizadas son completamente seguros.

Respecto a los complementos alimentarios tenemos una larga lista de productos entre los cuales podemos mencionar los prebióticos, probióticos, nutrientes, nutracéuticos, etc… que aportan multitud de efectos beneficiosos para el organismo por sus capacidades antioxidantes, antiinflamatorias, cardioprotectores, de refuerzo del sistema inmunitario, etc. A estos, últimamente se han sumado adaptógenos y los nootrópicos naturales muy demandados en la actualidad por la función de mejora del estrés, memoria y rendimiento intelectual.

La alimentación ha evolucionado mucho en los últimos años. ¿Cuáles crees que han sido las innovaciones más destacadas? ¿Será AFCA pionera en innovación los próximos años?

El consumidor es cada vez más exigente, se preocupa más de su alimentación y busca cubrir sus necesidades nutricionales con alimentos que aporten beneficios para su salud, para mantenerse en forma o para mejorar su rendimiento deportivo. En este sentido, los aditivos y complementos alimentarios pueden jugar un papel fundamental en el futuro próximo.

El reto de nuestro sector es que los asociados de AFCA, a través de inversión tecnológica en I+D+I, sean capaces de encontrar aditivos multifuncionales, extractos naturales con propiedades conservantes y antioxidantes, nuevos colorantes y edulcorantes naturales, más sustancias con propiedades saludables y, finalmente, los novel ingredients/novel foods con diferentes usos y formas de aplicación en los alimentos. De este modo seremos capaces de atender la preocupación creciente por la salud y el bienestar de los consumidores, sobre todo en estos tiempos de pandemia.

Las empresas asociadas a AFCA cuentan con departamentos técnicos y personal muy calificado para llevar a cabo cualquier desarrollo tecnológico, por lo cual no tengo ninguna duda que en los próximos años continuarán con su tarea innovadora.

¿De qué manera aportáis valor añadido al mercado y a vuestros socios?

Los productos de nuestro sector están basados en el desarrollo y la innovación por lo cual la mayoría de nuestras formulaciones o productos ya cuentan con un valor añadido. En los últimos años muchos de nuestros asociados se han sensibilizado con el Green Deal y están haciendo numerosos esfuerzos de transición hacia una economía limpia y circular. Alguna de las empresas que forman parte de AFCA ya trabajan en la transformación de subproductos agroalimentarios, en nuevos ingredientes funcionales con un alto valor añadido. Desde AFCA también hemos ratificado y firmado nuevos acuerdos de colaboración con las ferias Expoquimia y Alimentaria FOOD-TECH para seguir aportando valor a las empresas asociadas. 

Con la mirada puesta en la Agenda 2030 varias empresas del sector participan en la estrategia ‘De la Granja a la Mesa’ e investigan en sustancias naturales con propiedades antimicrobianas y antiparasitarias que pueden sustituir de manera eficaz el uso de los plaguicidas más peligrosos. 

¿Qué medidas creéis que se tienen que impulsar desde la Administración Pública para que mejore la competitividad de vuestro sector?

Sería interesante que la Administración Pública secundara más nuestro sector como actor indispensable en la industria alimentaria, puesto que a veces se olvidan de nosotros, y somos proveedores esenciales en la fabricación de alimentos.

Por otro lado, sería alentador que se incrementen las ayudas en I+D+I para el desarrollo de proyectos de investigación transversales con otros sectores como podrían ser el sector médico, farmacéutico, la agricultura y la ganadería.

Finalmente, desde AFCA también valoraríamos muy positivamente un esfuerzo de las partes implicadas para agilizar los trámites en la aprobación de nuevas sustancias con propiedades funcionales para ser incorporadas como aditivos o complementos alimentarios.