Si desarrollas tu actividad empresarial en un inmueble alquilado, ten en cuenta que en los contratos de alquiler, las partes pueden establecer la mayoría de las condiciones a las que quieren someter su relación contractual, al dar la ley de arrendamientos urbanos plena libertad a la voluntad de las partes con la excepción de la obligación de entregar unas cantidades en concepto de fianza, por parte del arrendatario al inicio de la relación contractual, así como de devolverla por parte del arrendador a la finalización del mismo.

 actividad-empresarial-en-un-inmueble-alquilado-2

Mediante estos pactos, la mayoría de veces, se modifican derechos que pueden tener los arrendatarios con relación a cuestiones tan importantes como las consecuencias de la venta de la finca arrendada.

Derechos que la ley otorga y beneficia a los arrendatarios

  • El derecho de adquisición preferente que asiste al arrendatario
  • La posibilidad de poder hacer una cesión del contrato o un subarriendo del inmueble
  • Las consecuencias que puede tener la muerte del arrendatario por la continuidad del contrato de alquiler

También se acostumbra a modificar, mediante estos pactos,

  • el posible derecho que tiene el arrendatario a percibir una indemnización al final del arrendamiento si desarrolla una actividad comercial de venta al público durante los últimos cinco años de contrato
  • o la obligación de hacer o soportar obras de conservación o mejora del inmueble arrendado y la repercusión que las mismas pueden tener sobre la solicitud de una rebaja de la renta que se paga
  • o la posibilidad de desistir del contrato de ahí

Tal como se ha indicado con anterioridad, la regulación de la fianza es imperativa, siendo de obligado cumplimiento la prestación de la misma por parte del arrendatario a la celebración del contrato y también su restitución por parte del arrendador, ya sea toda la cantidad o el saldo que proceda ser restituido en caso de que hayan cantidades que compensar, pasado un mes desde la entrega de las llaves, generándose a partir de este mes el interés legal del importe correspondiente a favor del arrendatario.

Para que haya un adecuado equilibrio entre las partes contratantes es necesario que se conozcan los derechos y obligaciones que cada una de ellas puede llegar a tener. Es por ello que, antes de firmar un contrato de alquiler de un inmueble para uso distinto de vivienda, hay que estar informado y asesorado por incluir los contratos aquellos derechos que la ley otorga y benefician a los arrendatarios.