¿Se ha planteado en algún momento si la fuga de información a través del correo electrónico puede poner en peligro su empresa?

Pues hay una tecnología que soluciona este problema:

IRM (Information Rights Management)

Esta tecnología permite proteger información sensible de accesos no autorizados, como serían copy & amp; paste, captura de pantallas, impresiones, abrir documentos adjuntos, etc., mediante la encriptación de esta información . Asimismo es compatible con dispositivos finales que emprenden Windows, iOs, Mac OS, etc.

Podemos encontrar esta tecnología aplicada a soluciones del tipo Office 365 . En este caso concreto, nos permitirá limitar las acciones que, por ejemplo los empleados, pueden hacer con la información sensible de la empresa y así evitar el escape de esta ya sea por error o de forma deliberada.

La información puede ser protegida tanto en tu empresa como fuera de ella, ya que la protección se mantiene en los datos a pesar de salir de los límites de la organización.

  • Tendremos que diferenciar entre mensajes enviados entre los empleados de la empresa y el personal no vinculado a la empresa.
  • Los administradores pueden proteger la salida de información, mediante el correo electrónico, haciendo que no se pueda copiar, modificar, reenviar e imprimir pantalla el contenido de un mensaje.
  • También permite crear reglas de protección que se aplicarán a los mensajes dependiendo de diferentes parámetros como puede ser el destinatario entre otros.
  • Si los correos se envían a usuarios externos la cosa cambia, se pueden aplicar reglas para encriptar estos mensajes y los mensajes se leen en el navegador con una apariencia similar al Outlook Web App.
  • También se pueden aplicar reglas que hacen que al abandonar la infraestructura de la empresa los mensajes se encriptan y entonces no se puedan leer en el buzón de entrada del receptor, si no está autorizado a leer el mensaje para no formar parte de la organización, por ejemplo.

 email la IRM (Information Rights Management) nos proporciona múltiples opciones para proteger la información que compartimos

Aparte de la protección genérica que pueden aplicar los administradores, los propios usuarios pueden aplicar plantillas de seguridad, que permitan acceso sin restricciones, confidencialidad, no permitir reenviar, etc. Incluso se pueden recibir notificaciones si alguien que no está autorizado quiere abrir un adjunto a un mensaje.

En resumen, esta nueva tecnología nos proporciona múltiples opciones para proteger la información que compartimos por correo dependiendo de nuestras necesidades y “interlocutores”.

Cree que es necesario proteger su información ? Encuentre útil esta tecnología ?