El mercado estadounidense tiene un gran atractivo para las empresas catalanas que buscan internacionalizar sus productos en el continente americano. Las ventajas para las empresas que este mercado ofrece para operar desde una Zona Franca FTZ (Foreign Trade Zone) son varias, por ejemplo, a la hora de estudiar la implantación en una localización donde almacenar, producir o ensamblar sus productos.

¿Qué es una FTZ?

Es un área geográfica dentro de los Estados Unidos que se considera legalmente fuera de su territorio aduanero. Estas zonas se encuentran normalmente cerca de puertos de entrada internacionales y ofrecen varios beneficios a empresas internacionales que buscan oportunidades comerciales en los Estados Unidos.

¿Qué actividades se pueden realizar en una FTZ?

La mercancía que entra en un edificio clasificado como FTZ se puede ensamblar, limpiar, exhibir, destruir, manipular, fabricar, mezclar, procesar, reetiquetar, reempaquetar, reparar, muestrear, almacenar y probar.

¿Cuáles son las ventajas de implantase en una FTZ?

  • Aplazamiento de pago de aranceles: Los usuarios pueden evitar pagar aranceles sobre la mercancía importada hasta que la mercancía se retire de la FTZ y entre en el mercado de los EE.UU. Impuestos específicos en EE.UU., como el que grava la maquinaria, se difieren hasta el momento en que esta se pone a producir. Tampoco se pagan aranceles por reexportaciones o chatarra.
  • Potencial reducción del coste arancelario: Las empresas ubicadas en Zonas Francas pueden pagar tasas arancelarias más bajas sobre los bienes producidos en la zona cuando el producto terminado tiene una tasa arancelaria más baja que los componentes y piezas importados. Igualmente, en el caso de que el cliente también se encuentre en una FTZ, las ventas no tendrían gravamen.
  • Simplificación burocrática: A los usuarios de las FTZ que realicen múltiples entradas de productos importados en una semana se les permite presentar la documentación de entrada una vez a la semana por un precio inferior a 485 $.
  • Sin restricciones de tiempo: La mercancía almacenada puede permanecer en la FTZ indefinidamente, esté sujeta o no a impuestos arancelarios.
  • Mayor seguridad: Estas zonas requieren medidas de monitorización y control excepcionales, lo que implica una mayor seguridad y, por consiguiente, un menor coste a la hora de asegurar las mercancías que se encuentren en ellas.
  • Cumplimiento de los requisitos de aduanas: Los requisitos de Aduanas y Protección Fronteriza y las sanciones penales federales son disuasivos contra el robo. La carga que se importa a las Zonas Francas tiene menos incidentes de pérdida.

Si estás interesado en el mercado norteamericano y deseas conocer mejor las oportunidades y facilidades de las que tu empresa se puede beneficiar, contáctanos o apúntate a la jornada B2B sobre los EE.UU. en PIMEC el próximo 10 de octubre.