Actualmente tenemos que ser flexibles para adaptarse a los cambios de mercado, a la competencia creciente … Y lo tenemos que hacer con todas las herramientas a nuestro alcance, de forma rápida y, por supuesto, a menudo creativa, hacer las cosas como antes ya no funciona: no hay el mismo presupuesto para tener un equipo completo para cada cosa, hasta ahora estábamos acostumbrados a repartir las tareas de la empresa por departamentos y nuestro equipo era quien se encargaba de todo. En estos momentos ha entrado en juego una nueva forma de sacarle más provecho a nuestro capital humano y al mismo tiempo conseguir mejores resultados: el outsourcing de Recursos Humanos, o dicho de forma coloquial, la dirección de recursos humanos por horas.

Sucede a menudo que las empresas no tienen suficiente movimiento, sea cual sea el tamaño, que justifique económicamente tener en plantilla una o varias personas especializadas en la dirección de Recursos Humanos.

¿Esto significa que no podemos contar con un profesional de primer nivel en esta área, que tenga una amplia experiencia y capacidad para tomar decisiones estratégicas? ¡Por supuesto que no! El outsourcing nos permite contar con este perfil profesional, y con su equipo de apoyo, de forma totalmente adaptada a nuestras necesidades.

Ventajas de contratar un outsourcing de Recursos Humanos

  • La principal razón por la que las empresas externalizan los recursos humanos es la gestión del día a día: un profesional cualificado que les ayude a resolver conflictos, mediar entre personas y entre equipos, trabajar las relaciones interpersonales …
  • Optimizar los recursos: dispones de un profesional de primer nivel y un equipo especializado para una cuota fija mensual, por lo tanto tienes un especialista para cada situación que lo requiera por un coste mínimo.
  • Variabilizar el coste del departamento de Recursos Humanos: se acuerda una dedicación en función de la carga de trabajo de cada empresa, e incluso de forma estacional.
  • Los resultados son mejores estadísticamente, especialmente en épocas de cambio: el profesional aporta un punto de vista objetivo y “fresco”.
  • A partir del anterior punto, una ventaja para la dirección de la empresa: el profesional externo puede tomar con más facilidad decisiones complicadas y / o delicadas y ejecutarlas.
  • Al contar con un equipo de apoyo, se reducen los tiempos de reclutamiento y selección de personal.
  • En parte, la dirección de la empresa cuenta con un asesoramiento externo y un punto de vista muy útiles en la toma de decisiones.

En resumen, la externalización permite contratar lo que sea necesario en cada momento sin compromisos que excedan la necesidad  Una excelente herramienta estratégica para empresas de cualquier sector y tamaño, a menudo no suficientemente aprovechada.

Jordi Mercader, Director de Mercaconsult