El Gabinete Casas de Lleida es una empresa familiar que cuenta con una larga trayectoria en asesoramiento legal y gestión estratégica de ámbito laboral, contable y de Recursos Humanos. Sus profesionales titulados conforman un equipo experto y multidisciplinar de más de 20 trabajadores (abogados, economistas, graduados sociales y diplomados en relaciones laborales) que ofrecen soluciones integrales adecuadas a las necesidades y los intereses de sus 580 clientes, el 95% de los cuales son pymes y autónomos. Desde sus inicios, este despacho ha sido pionero en mejoras tecnológicas. A modo de ejemplos, adquirieron el primer fax de Lleida y han implantado un portal de información que se actualiza constantemente y que se puede consultar desde cualquier dispositivo.

Entre los servicios que ofrece esta pyme leridana, destacan los siguientes:

  • Laborales y relacionados con la Seguridad Social.
  • Jurídicos.
  • Contabilidad y fiscalidad.
  • Contencioso-administrativos.
  • Consultoría empresarial.
  • Migración y extranjería.

Su fundador, Lluís Casas, es graduado social por la Escuela Social de Barcelona, licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona y colegiado en el Colegio de Abogacía de Lleida. Fue él quien inculcó los valores fundamentales que hoy distinguen al gabinete: honradez y amor por el trabajo. Estos valores le valieron la Medalla de Oro al Mérito al Trabajo. En 1959 abrió su primer despacho en la Rambla Ferran de Lleida y no fue hasta 1990 cuando se estableció en su ubicación actual, la Avenida Prat de Riba.

Siempre rodeado de grandes profesionales del sector, contó también con sus tres hijas en su equipo: María Jesús, Mónica y Meritxell, que asumieron los campos de fiscal, laboral y jurídico. En 1999, fruto de la unión con los despachos Sagarra y Betriu, mejoraron y ampliaron sus servicios. Su nieto, Borja Solans Casas, es abogado graduado por la Universidad de Lleida (UDL) y actual responsable del equipo del área laboral del despacho Casas. Entre otras actividades, ejerce como profesor titular de la Escuela Universitaria de Relaciones Laborales adscrita a la UDL, desde septiembre de 2014, en las asignaturas de Derecho del trabajo y de Derecho procesal, laboral y sancionador, y también es mediador y conciliador del Tribunal Laboral de Catalunya desde mayo de 2016.

“He tenido el placer de coincidir con mi abuelo, fundador del despacho en 1959, mi madre y mi tía. Juntos hemos creado uno de los primeros despachos laboralistas de Lleida”, manifiesta después de afirmar que su abuelo le ha enseñado a reducir gastos y a intentar prestar el mejor servicio a los clientes con un trato próximo y directo, como clave de éxito del negocio familiar.

Borja Solans explica que el tema que más preocupa a las pymes y a los autónomos que atienden es, sobre todo, cómo pagar menos impuestos: “La mayoría de los negocios notan una presión fiscal e impositiva muy elevada. Si hubiéramos encontrado una fórmula para pagar menos, la habríamos patentado”. Por otro lado, con el control de los números y su óptica patrimonial y financiera, ayudan a las empresas a conocer los resultados de su actividad y también les ayudan en tareas de Recursos Humanos, como por ejemplo a la hora de buscar personal.

El nieto del fundador del Gabinete Casas asegura que lo que les distingue de la competencia es el capital humano: “Tenemos un gran equipo con muy buenos profesionales que nos permite dar una respuesta rápida y concreta a nuestros clientes”. Cree que el personal es el valor más importante del despacho y comenta que, para favorecer las relaciones personales, cada año hacen una escapada todos juntos un fin de semana en el que realizan varias actividades. Además, practican la formación continua y el reciclaje para crecer y mejorar como profesionales.

En cuanto a la Responsabilidad Social Corporativa, Borja Solans destaca que el despacho se rige por la igualdad de todos sus miembros y, en cuestiones de reciclaje, intentan reducir al máximo el uso de papel gracias a la digitalización del gabinete. Por otro lado, también practican el ahorro energético con acciones como la renovación de todos los equipos informáticos y la instalación de una iluminación 100% LED.

Como retos de futuro, esta pyme leridana, que ya está asentada en cuanto a los nuevos softwares, quiere crecer a corto plazo. Hace poco ha absorbido una pequeña gestoría y su intención es continuar creciendo de esta forma, ampliando el equipo y el horizonte con la misma mentalidad y los mismos valores que en sus orígenes.