Big data: de la palabra al hecho

¿Quién no ha oído hablar durante este 2017 del fenómeno Big Data y de la inteligencia artificial (IA)? Cada día están más presentes en la prensa, radio e incluso en alguna tertulia de televisión. En el número de mayo de este año la revista “The Economist”, declaró que el recurso más valioso del mundo son los datos, en lugar del petróleo. A veces podríamos pensar que este es un fenómeno “hype” (lo podríamos resumir como esta cita de Dan Ariely)

El Big data es como el sexo en la adolescencia: todo el mundo habla de él, nadie sabe realmente cómo hacerlo, todos piensan que el resto lo está haciendo, así que todos dicen que también lo hacen

Pero según un informe de Forrester Research sobre grandes empresas estadounidenses el año 2018 será el año que muchas empresas pasarán de las palabras a los hechos:

  • Un 70% de las empresas esperan implementar soluciones de inteligencia artificial durante este año (frente al 51% de 2017 y el 40% de 2016)
  • Un 20% desarrollarán soluciones de IA que les ayude a tomar decisiones en tiempo real
  • Un 50% utilizarán soluciones cloud para su analítica de big data.
  • Un 66% de crearán centros de excelencia para solucionar problemas en sus organizaciones
  • Un 25% complementarán los análisis puntuales de clicks con interfaces conversacionales.
  • Un 50% de los chief digital officer (CDO) reportarán los CEO (frente 40% en 2017 y 34% en 2018).

La transformación digital, vital para el futuro de las empresas

En Cataluña todavía son escasas las empresas que lo están implantando, ya que cuando llega algo nuevo y rompedor nadie quiere quedarse fuera, sin embargo, las empresas que realmente están utilizando el Big data, son muy pocas debido al miedo inherente al cambio. Además hay otras empresas que no se quieren quedar atrás en este proceso y están haciendo proyectos de manera precipitada sin ningún tipo de planificación.

En este proceso de pasar de la palabra al hecho en el proceso de transformación digital de la empresa es importante construir una estrategia corporativa que evalúe el impacto que tendrá el cambiar a una compañía basada en datos (data-driven) y aunque este paso nos parezca que nos retrasa en la carrera a obtener la ventaja competitiva deseada, es sólo momentáneo y necesario para no perdernos por el camino.

Pasos para construir la estrategia corporativa que evalúe el impacto

Lo podríamos resumir en estos 3 pasos:

Análisis de la situación actual en cuanto a organización, procesos y personas y, también, tecnología.

Análisis de donde queremos llegar, y por tanto, qué es lo que falta para conseguirlo, también en términos de organización, procesos, personas y tecnología.

Definición de un plan que contenga los cambios organizativos a realizar, la formación y adecuación de las personas, así como a la tecnología necesaria para alcanzar estos objetivos.

Xavi Sabi, profesor y coordinador Master Finanzas Universidad de Lleida

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Previous Story

Evolución de la negociación colectiva octubre de 2017

Next Story

Abrigo, bufanda, guantes … domingo vuelve el invierno: predicción meteorológica del 25 de noviembre al 1 de diciembre 2017

Latest from Innovación