Reflexiones sobre la salud mental en el contexto laboral: una prioridad empresarial

La salud mental es un aspecto vital para el bienestar de las personas trabajadoras y la sociedad en general. En PIMEC tenemos muy presente que un empleo de calidad, que proporcione un sentido de pertenencia y propósito, puede tener un impacto positivo en el bienestar psicológico de las personas trabajadoras. Como agente social más representativo de Cataluña, lo hemos expresado así en un monográfico para proteger y promover la salud mental en el trabajo, con reflexiones sobre la prevención de los riesgos de origen psicosocial y vigilancia de la salud, publicado por el Consell de Relacions Laborals de Catalunya.

Sin embargo, es importante reconocer que los riesgos psicosociales no son la única consideración relevante en esta cuestión. La salud mental está interconectada con varios factores, desde la genética, el entorno social, el estilo de vida y, por supuesto, el trabajo. Es esencial abordar estas cuestiones de forma proactiva y constructiva, reconociendo la responsabilidad compartida de las empresas y las personas trabajadoras en la promoción de la salud mental y la creación de entornos laborales saludables.

Cabe señalar que las empresas desempeñan un papel clave en esta tarea, ya que pueden crear espacios de trabajo que favorezcan el crecimiento y la productividad de las personas. Asimismo, pueden implementar políticas y programas que sensibilicen sobre los problemas de salud mental y promuevan el soporte adecuado para las personas afectadas.

No obstante, uno de los retos más importantes es la falta de comprensión y recursos en este campo. A menudo, las personas no saben identificar los síntomas de problemas de salud mental ni cómo abordarlos, lo que puede conducir a una falta del apoyo adecuado y al deterioro de la salud mental de las personas afectadas.

En este sentido, es necesario revisar las metodologías actuales de evaluación de los riesgos psicosociales, especialmente para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), que constituyen la mayor parte del tejido empresarial.

Las metodologías deben ser más accesibles, económicas y sostenibles, teniendo en cuenta las particularidades y necesidades específicas de estas empresas.

Desde PIMEC estamos comprometidos en esta labor de adaptación y simplificación de las metodologías. Asimismo, animamos a todas las empresas a promover entornos laborales saludables que prioricen el bienestar psicológico de las personas.

La promoción de la salud mental en el puesto de trabajo es una tarea compartida que requiere el compromiso de todos los agentes sociales.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Previous Story

¿Qué pueden hacer las empresas en relación con el ecodiseño y la sostenibilidad?

Next Story

Triops: hacer actividad física de forma virtual en catalán

Latest from Panorama