PIMEC y su comisión de Energía han sido muy activos en el análisis, denuncia y propuestas de mejora los problemas del sector eléctrico en España. Por ejemplo, se ha constatado como las pymes soportan unos costes de la electricidad de los más caros de Europa o que el Estado pone trabas a las mejoras de eficiencia y autonomía eléctrica que supondría el autoconsumo .

En el último INFORMES PIMEC , “ Resultados económicos y financieros del sector eléctrico español “se pone de relieve cómo las cinco grandes empresas eléctricas españolas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Viesgo y EDP) agrupadas en la Asociación Española de la Industria Eléctrica (UNESA) obtienen unos resultados extraordinariamente positivos y no siempre relacionados con la evolución económica o del mercado eléctrico. Esta situación de dominio de mercado y mala regulación supone problemas de competitividad al conjunto del tejido empresarial, especialmente para las pymes.

Unos resultados desligados del mercado

Durante el periodo 2001-2007 el consumo de energía eléctrica y las ventas de estas empresas evolucionaron de forma prácticamente idéntica, pero a pesar de la caída de la demanda de electricidad, consecuencia de la crisis económica, la cifra de negocio de las grandes eléctricas siguió creciendo.

consumo-energia_pib

Unos resultados mejores que otras grandes empresas españolas

El estudio hace una comparativa del beneficio neto en relación a la cifra de negocio de estas cinco empresas eléctricas y las empresas incluidas en el Sistema de Interconexión Bursátil Española (SIBE). Si bien varias de estas empresas obtienen unos resultados nada despreciables durante los años 2014 y 2015, y que hay diferencias en función del sector, podemos concluir que a nivel global, las grandes eléctricas obtienen un rendimiento claramente superior a las empresas cotizadas. De hecho, el ratio beneficio neto sobre cifra de negocios de las empresas de UNESA duplica las del SIBE 2014 y lo triplica 2015.

sibe_unesa

Unos resultados mejores que las pymes catalanas

Si repetimos el análisis pero comparamos las grandes eléctricas con las pymes catalanas, observamos como la diferencia es aún mayor. Durante el periodo 2003-2014, el ratio beneficio neto sobre la cifra de negocio de las empresas de UNESA es casi 7 veces superior a la del conjunto de pymes catalanas. E incluso en aquellos años en que los ratios tienden a una cierta convergencia, la distancia es notable.

pymes-unas

No es únicamente en este indicador que la diferencia entre los resultados de las grandes eléctricas y las pymes están claramente alejados. Si consideramos el EBITDA y el EBIT, indicadores del resultado operativo de las empresas antes y después de amortizaciones, y los relativicemos por los fondos propios o la cifra de negocio; los resultados de las empresas de UNESA se sitúan entre 3 y 6 veces por encima de las pymes catalanas en el año 2014.

Un mercado que hay que reformar

El mercado eléctrico, por su trascendencia y por las características de monopolio natural que tiene, por ejemplo, la actividad de distribución en alta tensión, es un mercado regulado. A la luz de los datos que las propias grandes empresas eléctricas publican y que el Observatorio de la pimec ha analizado en su último INFORMES , la conclusión parece clara:

El mercado eléctrico español necesita una reforma en profundidad que introduzca los mecanismos de regulación y control necesarios para que los costes de la electricidad no sean un freno a la competitividad empresarial. En este sentido, los resultados de las grandes eléctricas muestran que hay margen para implementar mejoras.

PIMEC ha planteado cuáles podrían ser las mejoras para corregir los problemas del sector eléctrico. Estas pueden consultarse en el último documento de propuestas entregado a los partidos políticos.