En general, cuando hablamos de revoluciones industriales hablamos de procesos de transformación transversales, que afectan o implican cambios sociales, económicos, tecnológicos y otros. El período que vivimos actualmente, la Transformación Digital, es exactamente eso, por este motivo ya se considera como 4a Revolución Industrial, o la Revolución Digital.

Para ponerlo en contexto, y entender la importancia histórica del momento, hacemos un repaso a los cambios que hemos vivido y se han definido como revoluciones industriales.

1750-1850: 1a revolución industrial

  • Principal innovación: La máquina de vapor.
  • Cambio de modelo: La economía deja de basarse en la agricultura y la artesanía per depender de la industria. Las fábricas proliferan como nuevo modelo de organización del trabajo humano.

 1850-1914: 2a revolución industrial

  • Principal innovación: La electricidad.
  • Cambio de modelo: La industria introduce las cadenas de producción, y la consiguiente masificación y uniformidad de los productos; afecta la medida, estructura e internacionalización de los mercados, el trabajo, la educación o el consumo. Las nuevas fuentes de energía (energía, gas o petróleo), nuevos sistemas de transporte (avión, coche) y comunicaciones (teléfono, radio) son también facilitadores.

1950-1995: 3a revolución industrial

Principal innovación: Ordenadores, computación o automatización de procesos y el nacimiento de Internet y la world wide web.

  • Cambio de modelo: Desaparecen las limitaciones físicas desde el momento en que vídeos, imágenes o sonido se convierten en unos y ceros que se pueden “transportar” o compartir online. De la producción masiva se empieza a pasar a la producción instantánea y personalizada.

1995 – XX: Revolución Digital: 4a revolución industrial

  • Principal innovación: 4G, 5G, robótica, AI, AR, IoT, Bid Data, Blockchain, … explosión y aceleración de novas tecnologías

Para más referencias, os invitamos a re-leer los últimos posts del blog en esta temática en la sección de Transformación Digital, como por ejemplo, què és el Blockchain.

  • Cambio de modelo: conectividad, movilidad y digitalización. Combinación de sistemas digitales, físicos y biológicos. Consciencia y conocimiento humano, debate ético; energías renovables, economía circular, economía de plataformas. Producción local, consumo de proximidad, economía autosostenible… Personalización.
1995-2005 empresas web procesos internet tecnología
2005-2015 persones móvil interacción Web 2.0 comunicación y márquetin
2015-XX coses sensor datos transformación digital dirección general

¿Qué diferencia la actual revolución de las anteriores?

Si una cosa cabe destacar de la actual revolución industrial, y que la diferencia de las anteriores es la velocidad. La velocidad en que surgen, adaptamos y llegan a su madurez las nuevas tecnologías.

De hecho, se considera que vivimos un cambio de paradigma: ya no se trata tanto de un proceso de cambio, sino que estamos avezados a vivir en el permanente estado de cambio.

Una oportunidad como individuos y para las empresas

Como a cualquier proceso de cambio, la gestión del mismo resulta clave a la hora de sacar provecho y la aceptación y el aprendizaje son la base para entenderlo como una oportunidad y no como una amenaza. Como usuarios ya estamos bastante digitalizados; ahora hace falta transformar nuestros negocios para adaptarlos a las nuevas realidades y poder seguir siendo competitivos.

Qué hemos de tener en cuenta:

  • Queremos conectividad, movilidad y proximidad, y por tanto acceso más fácil e intuitivo a los productos y servicios, y con suficiente información compartida sobre estos.
  • La personalización deja de ser un servicio extra para convertirse en una exigencia: el cliente al centro de todo.
  • Servificación de los mercados; es decir, aportar valor, no ya con el producto en sí, sino con el servicio.

Cuando pensamos en el impacto que esto puede tener en nuestras empresas, muy a menudo, y aún con diferentes ritmos, concluiremos que se trata de implementar un nuevo modelo de negocio. Que ya no se trata meramente de absorber una nueva tecnología, sino que esta tiene que ser una herramienta para facilitar decisiones a nivel estratégico.

Es por eso que se dice que la transformación digital actual no es un asunto aislado de sistemas internos o de márquetin, sino que se trata de un tema que se tiene que abordar desde la dirección general y que implica un cambio cultural.

¿Listos para aprender y aprovechar esta oportunidad? ¡Adelante!