Las empresas, como las personas, utilizamos el lenguaje para comunicarnos, ya sea de forma oral o escrita, y también utilizamos otros canales como la página web, las redes sociales , y las acciones de marketing y publicidad . Tenemos en cuenta la comunicación con perspectiva de género?

Y en esta comunicación, al igual que ocurre en el resto de la sociedad, muy a menudo y sin darnos cuenta reflejamos la desigualdad existente entre hombres y mujeres, y el valor diferente que habitualmente se atribuye a todo lo que hace referencia a los hombres respecto de todo aquello que hace referencia a las mujeres.

 comunicación-con-perspectiva-de-genero-3

Las empresas podemos contribuir a superar esta desigualdad. Por ello, debemos incorporar en nuestra RSE la perspectiva de género en la comunicación , con la voluntad de representar todas las personas y visibilizar plenamente los hombres y las mujeres que forman parte de nuestro público interno y externo.

La comunicación con perspectiva de género tiene como objetivo dar relevancia a hombres y mujeres en los diferentes mensajes emitidos y evitar el uso de imágenes que vayan en contra de la dignidad de hombres y mujeres o que transmitan roles diferentes para cada sexo

Cómo aplicar la comunicación con perspectiva de género

Primero debemos “redactar”, “revisar” y “suprimir”

  • “Redactar” los documentos internos y externos teniendo en cuenta un uso no sexista del lenguaje.
  • “Revisar” las acciones de marketing y publicidad en relación con el uso no sexista ni discriminatorio del lenguaje y las imágenes.
  • “Suprimir” las denominaciones sexistas en la descripción de las categorías, grupos y competencias profesionales.

comunicacio-amb-perspectiva-de-genere-2

Recomendaciones concretas

En cuanto al lenguaje oral y escrito , la lengua nos proporciona recursos y herramientas para visibilizar hombres y mujeres. Así, podemos utilizar formas genéricas (como por ejemplo, dirección, gerencia, empresariado , personas trabajadoras , .. .) si queremos dar una sensación de neutralidad. Pero si queremos destacar los dos géneros podemos utilizar las formas dobles masculino y femenino (por ejemplo, los empresarios y las empresarias ).

Además de la parte formal, también debemos tener en cuenta el contenido. Por ejemplo, debemos evitar considerar algunos oficios, profesiones o cargos exclusivamente femeninos o masculinos, o asociar al sexo masculino características relacionadas con la fuerza física, el trabajo intelectual, el mundo laboral, etc. y al sexo femenino las relativas a los sentimientos, la familia, los niños, el hogar, …

Uso de imágenes (fotografías, dibujos, iconos) y contenidos multimedia

  • Visibilizar hombres y mujeres de forma equitativa y evitar que la figura masculina represente todos los seres humanos.
  • Representar mujeres y hombres en roles diferentes a los tradicionales (por ejemplo, mujeres en el ámbito profesional y en sectores masculinizados y hombres en el ámbito doméstico y haciendo tareas de cuidado o atención a las personas).
    • Equiparar el protagonismo gráfico de hombres y mujeres vigilando que no haya diferencia en el tamaño o jerarquía de las imágenes.

 

      • Utilizar voces masculinas y femeninas en la misma proporción en las locuciones.

Y la última recomendación: la comunicación con perspectiva de género debe servir para que nuestro público se sienta visibilizado e identificado. Así pues, aplicamos con sentido común y de manera natural!

La campaña ” Emprende en catalán: + allá del género “ es una acción destinada a promover el uso de la lengua catalana en Cataluña en el ámbito laboral y empresarial promovida por la Fundación PIMEC y con el apoyo del Departamento de Cultura de la Generalidad de Cataluña (2016).