Hace unos días, el programa de RTVE “Teleobjetivo”, un programa de investigación y denuncia social, hizo un reportaje sobre los cobradores y el negocio de las agencias de recobro de deudas que hacen la reclamación de impagados a morosos .

España sigue siendo el único Estado de la Unión Europea que no tiene regulada la actividad del recobro extrajudicial de deudas

En España es un auténtico fenómeno social la aparición de una enorme variedad de empresas de recobro de impagados, el modus operandi es utilizar cobradores disfrazados perseguir los morosos. La táctica de estas agencias es que el deudor se sienta avergonzado y pague. Este tipo de negocios todavía existen porque España sigue siendo el único Estado de la Unión Europea que no tiene regulada la actividad del recobro extrajudicial de deuda s .

En el resto de los Estados europeos está absolutamente prohibida la utilización de cobradores disfrazados, ya que se considera una vulneración a los derechos fundamentales de los ciudadanos, y hay leyes muy severas que prohíben las prácticas de recobro que supongan un acoso o trato denigrante a los deudores. En Francia este tipo de agencias de recobro está totalmente prohibido, y para realizar la actividad de recuperación de impagados, las empresas galas deben cumplir muchos requisitos, ya que la regulación es muy estricta.

Baile de disfraces

Los cobradores disfrazados que persiguen a los morosos son indiscutiblemente ‘typical spanish’ y basan su gestión en la teoría de que el deudor recalcitrante tiene miedo de la difusión pública de su condición de moroso , por lo que preferirá pagar antes de que su reputación quede perjudicada irremediablemente. Hay que hacer notar que hay tres clases de cobradores disfrazados: primero, los que utilizan disfraces tétricas; segundo, los que emplean trajes que son una alegría para la vista por su colorido o extravagancia; y tercero, los que utilizan vestiduras religiosas.

 cobradores-1

Los cobradores disfrazados persiguen al moroso por las calles, le siguen en el trabajo, en casa, en el club deportivo, etc. Los cobradores disfrazados para desplazarse utilizan generalmente vehículos pintados de negro o de color blanco, en el que han pintado los logotipos y marcas de la compañía en letras muy grandes. El objetivo es estacionar estos coches delante de la casa o la sede social del deudor y mediante megáfonos exigir que pague el presunto deuda, por lo que todo el barrio se entera que vive un supuesto moroso. Consiguientemente, el escarnio público es el principal método usado para este tipo de agencias de cobro.

Los acreedores demandantes de los servicios de recobro que utilizan cobradores disfrazados son aquellos empresarios que no han conseguido que sus deudores los paguen y ante la situación crítica que ello supone, están dispuestos a recurrir a cualquier método, a fin de poder recuperar su dinero, o bien movidos por el espíritu de la venganza, quieren menos hacer pasar un mal rato al moroso.

El Cobrador del Frac

La agencia del ‘Cobrador del Frac’ fue la primera en utilizar en España a cobradores disfrazados para perseguir a los morosos; aunque informaciones recogidas en Argentina apuntan que la paternidad de la idea bien podría ser de una empresa de cobros de Buenos Aires que en los años setenta contrató a universitarios a los que vistió de chaqué y galera (sombrero de copa), les dio maletines de cuero de color rojo brillante en los que se podía leer la leyenda «cobro de morosos» y los mandó en coches antiguos a visitar los morosos. A estos elegantes cobradores se les llamó «los caballeros», y su misión no era cobrar sino poner en evidencia al deudor ante sus vecinos y estimularlo a pagar la deuda. El lema de la empresa de cobros era «de frac y de galera le cobramos a cualquiera» .

En España, la gente asocia la imagen un señor vestido de frac con chistera y maletín negro, en el que se puede leer la insignia de Cobro de Morosos en letras blancas, como el tenaz cobrador que se dedica a perseguir el escurridizo deudor por todas partes. Por este motivo, a nivel popular la imagen de un sombrero de copa se ha convertido en el icono del perseguidor de morosos.

La marca y logotipo del ‘Cobrador del Frac’ se han convertido en el símbolo del cobro de morosos, e incluso el logotipo se ha transformado en el pictograma que representa la persecución a los deudores

cobradores -2 Esta imagen del ‘Cobrador del Frac’ ha sido incluso utilizada por los medios de comunicación para representar la morosidad. Incluso se podría hacer una analogía entre el fenómeno que representa el icono del ‘Cobrador del Frac’ con la famosa figura del ‘Toro de Osborne’ en cuanto al carácter popular que ha alcanzado esta imagen. En el caso del ‘Cobrador del Frac’ bien podría aparecer en los manuales de marketing y publicidad debido al éxito que la marca registrada ha conseguido.

El ‘Cobrador del Frac’ ha logrado consolidar la notoriedad de su marca hasta el punto de convertirla en un icono cultural. La utilización de esta figura se ha convertido en una referencia tan popular que se puede encontrar en todas partes; como la demuestra una consulta en el buscador Google ya que introduciendo las palabras: ‘Cobrador del Frac’, el buscador nos proporciona miles de referencias directas. Así que, esta marca ha superado el ámbito del recobro de morosos, para convertirse en un elemento típico de la cultura y lengua españolas.

Pere Brachfield, director de Brachfield & amp; Morosólogos Asociados