Ahora que hace ya unos días que hemos dejado atrás una nueva edición del Mobile World Congress en Barcelona, #MWC2018, podemos tomar un poco de perspectiva y pensar con qué nos quedamos. En cuanto a tecnologías, pero, sobre todo, a visión de futuro y a los cambios que estamos viviendo y viviremos.

Las cifras del #MWC2018

Más de 170.000 profesionales de 205 países y territorios asistieron al Congreso de referencia del móvil y la movilidad. Más de 2.400 empresas presentaron productos y servicios de última generación, en los 120.000 metros cuadrados de feria.

#mwc2018

Una experiencia para comprobar cómo los productos y servicios conectados por móvil están creando un futuro mejor para los ciudadanos y las empresas en todo el mundo y en muy diversas áreas: el hogar, el coche, la salud, la agricultura, la industria, etc.

De hecho, el eslogan del MWC2018 de este año era: “Creando un futuro mejor”.

Se pudieron ver coches conectados, impresiones 3D y las posibilidades que ofrece, stands de grandes dimensiones y espectaculares, muchos móviles nuevos, de muchas marcas, y ¡muchas, muchas! gafas de realidad virtual -y el futuro de los parques temáticos.

 

#mwc2018 #mwc2018

El protagonista del #MWC2018

Pero en conjunto, parece que lo que quedará como gran protagonista del MWC2018 es el nuevo 5G que veremos desplegar este y los próximos años. Es decir, una red de internet mejorada, sistemas de conexión inalámbrica de quinta generación. En resumen, una conexión con una latencia más baja que cualquiera de las que han existido hasta la fecha, y una capacidad de traspaso de volumen de datos mucho mayor que la actual (ancho de banda).

#mwc2018Compartir datos más grandes y de manera más directa, sin retrasos.

Hace tiempo que se habla de la Internet de las cosas, de la interconexión digital de objetos cotidianos, entre ellos o con las personas. Por ejemplo, que la calefacción o el aire acondicionado se pongan en marcha en cuanto reciban los datos de predicción del servicio de meteorología; encargar con la voz a tu cafetera el café que te apetece en un momento concreto, o que la nevera haga el pedido en la frutería en cuanto detecte que el cajón de la fruta está vacío.

Este tipo de cosas, y otras, parece que estarán “más” disponibles cuando la tecnología de la red o la conexión sea “más” perfecta, rápida y fiable.

Es como que el 5G debe permitir la instauración masiva de otras tecnologías que hace tiempo que se están desarrollando, y que ahora veremos materializadas en nuestro día a día de manera más rápida.

#MWC2018, ¿Con qué nos quedamos?

Podemos observar como consumidores, y podemos hacer una mirada inspiradora como personas empresarias de micro, pequeñas o medianas empresas, reflexionando sobre las posibilidades que esto ofrece a nuestro negocio.

En cualquier caso, la experiencia MWC2018 nos obliga, necesariamente, a estar atentos, a estar informados, a explorar, a aprender, y a no obviar. Porque, sea como sea, los avances tecnológicos no dejan de desarrollarse, y como personas empresarias no podemos ser meros observadores, sino que debemos decidir aprovecharlo para dar un giro y ver las oportunidades que esto nos proporciona o puede proporcionar a nuestros negocios.

Sólo nosotros decidimos. ¿Con qué nos quedamos?