Por un modelo aeroportuario catalán integral, integrado, sostenible y de gobernanza compartida y concertada

Desde PIMEC y el Clúster Logístico de Catalunya hemos elaborado una propuesta para el consenso sobre el modelo aeroportuario catalán. Nuestro objetivo es salir del callejón sin salida al que nos han llevado en los últimos años sobre la ampliación del aeropuerto del Prat y presentar propuestas en positivo para poder avanzar en la resolución del modelo aeroportuario catalán. En este sentido, es importante poner de relieve los siguientes puntos:

Es necesario definir un modelo de gestión multiaeroportuaria integral de Catalunya, sea cual sea su titularidad, Estado o Generalitat. Catalunya dispone de otros aeródromos que tendrían que complementar el rol del Aeropuerto del Prat. Mientras que los aeropuertos de Girona y Reus son ideales para las conexiones punto a punto y descongestionan Barcelona, el Aeropuerto de Lleida-Alguaire ofrece excelentes condiciones para los vuelos de carga y Sabadell y la Seu d’Urgell, para los vuelos corporativos y regionales, respectivamente. La coordinación de toda esta infraestructura es imprescindible para convertirnos en un país equilibrado y territorialmente compensado.

El futuro aeroportuario del país no puede depender de un gestor de infraestructuras privado como es AENA, con capacidad de bloqueo sobre el futuro de nuestros aeropuertos. Nos hace falta un sistema de gestión descentralizada y mancomunada entre las diferentes administraciones: estatal, autonómica y local; sistema que, promoviendo el principio de eficiencia y eficacia de la gestión privada, preserve la gobernanza estratégica pública, tal y como ya se hace en otras infraestructuras como las portuarias.

El aeropuerto del Prat tiene que consolidarse como hub intercontinental, única vía para aumentar la conectividad de largo radio, de vital importancia para el desarrollo económico de Catalunya. No se trata solo de aumentar el número de pasajeros, se trata de poder aumentar el número de operaciones a la vez que necesita un hub de estas características. Lo que se denomina aumentar la capacidad del campo de vuelo. Es perfectamente compatible convertirse en hub internacional y ser responsable con el entorno. En nuestra propuesta dejamos claro que, para lograr este objetivo, no es necesario realizar la controvertida ampliación de pista lado mar, que afecta a la reserva natural de la Ricarda.

La gestión independiente de la primera y tercera pista, de acuerdo con aquello que está contemplado en el Plan Director y en la Declaración de Impacto Ambiental, junto con la aplicación de tecnología para poder rebajar la distancia entre aviones y otras medidas técnicas que se detallan en nuestra propuesta, permite sobradamente incrementar el número de operaciones por hora que necesita un hub de estas características.

Lo que no es admisible es que un proyecto que incluye diferentes actuaciones, la creación de una ciudad aeroportuaria, la construcción de una nueva terminal satélite, la adecuación de la terminal T1 (puesta en servicio hace casi 13 años), la conexión entre ambas terminales, la adecuación de otras zonas complementarias (aparcamientos y otros), quede parado por la conflictiva ampliación de pista lado mar, teniendo en cuenta que no es necesario que se lleve a cabo.

La realidad es que a finales del 2022 el aeropuerto del Prat alcanzará los niveles anteriores a la pandemia y si queremos seguir creciendo habrá que actuar rápidamente, no podemos esperar mucho tiempo. El futuro de la navegación aérea cambiará en los próximos años hacia sistemas menos contaminantes, de forma que no podemos dar juego a una estrategia del decrecimiento basada en hipótesis que cambiarán en los años próximos. Debemos estar posicionados en la primera división de los aeropuertos europeos y mundiales si queremos atraer talento e inversiones, y que nuestras empresas se puedan internacionalizar.

Por todo esto, creemos indispensable, entre otras propuestas que figuran en nuestro informe, la constitución de una comisión de consenso para el impulso aeroportuario, liderada por el Departamento de Territorio de la Generalitat de Catalunya y por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, y los Ayuntamientos del Prat y Barcelona, con presencia de las organizaciones empresariales más representativas de Catalunya, para abordar un plan de futuro aeroportuario del Josep Tarradellas-Barcelona-el Prat y como motor del país en el conjunto del espacio aéreo catalán.

Pedimos, por lo tanto, generosidad y voluntad de llegar a acuerdos a todas las partes para poner manos a la obra en la implementación de este modelo aeroportuario integral de país que necesitamos para construir un país equilibrado y sostenible.

 

Ignasi Sayol – presidente de PIMEC Logística i presidente del Clúster Logístico de Catalunya

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Previous Story

Merecemos un mundo sin violencia

Next Story

Premio Rezero Cataluña 2022. Gremio de Carnicería de BCN: “Tenemos que decir adiós a la cultura de un solo uso”

Latest from Opinión

Renovarse o morir

Todo aquello que hagas de más, que ofrezcas de más, servirá para crearte oportunidades de futuro,