Empieza a haber bastante literatura en torno a los nuevos profesionales que se incorporan al mercado de trabajo, y de cómo abordar el liderazgo ante una generación con valores y prioridades tan diferentes a los de sus generaciones precedentes . Nos referimos a la figura del nuevo líder Millennial.

En este sentido, se habla de la importancia de tener en cuenta esta generación que se caracteriza por su alta vinculación con la tecnología , haciendo de esta su principal herramienta de comunicación y trabajo, así como para su conciencia social, con un estilo de trabajo que destaca por la autoexigencia, la impaciencia, la capacidad multitasking , y la pasión por lo que hacen.

Millennials una nova generació en el mercat laboral

Esto ha llevado a replantear las políticas de captación y retención de personas en nuestras organizaciones, así como cambiar el estilo de liderazgo para facilitar su integración y la gestión de la “convivencia” multigeneracional.

Sin embargo, y si ajustamos la mirada al corto o medio plazo, necesitamos preguntarnos también cómo será el nuevo líder surgido de esta generación, y qué retos se plantearán a las empresas a medida que se les vaya cediendo la dirección de las mismas. Si tomamos como punto de referencia el análisis de sus preferencias, valores y expectativas, podemos concluir que el nuevo líder Millennial pondrá sus prioridades en 8 puntos clave.

Los 8 puntos clave de las prioridades del nuevo líder Millennial

  • Sin jerarquías . Al contrario que en las anteriores generaciones, prefieren el trabajo cooperativo, sin niveles jerárquicos ni posiciones estáticas.
  • Ambiente de trabajo colaborativo , caracterizado por la comunicación abierta y el intercambio de ideas orientadas a la innovación.
  • Estilo transformacional e influyente . Visión para cambiar las cosas más allá de la propia misión de la empresa. Sin embargo su seguridad y determinación en sus opiniones, puede resultar en posicionamientos dominantes.
  • Emprendedor , con deseo de cambiar las cosas e incorporar estrategias innovadoras. Sin embargo, la tolerancia al fracaso suele ser baja, lo que puede generarlos problemas en su gestión y conducirlos a un cambio de proyecto profesional.
  • Flexibilidad en las condiciones de trabajo , apostando por un mejor equilibrio entre trabajo y vida personal.
  • Los espacios de trabajo que proponen son físicamente sencillos y económicamente sostenibles . Del mismo modo que apuestan por el ahorro de tiempo, hacen lo mismo con el espacio.
  • Innovador , valora estar rodeado de personas creativas, comunicativas y socialmente responsables.
  • Mejora continua . El nuevo profesional tiene inquietud para desarrollar nuevas habilidades y conocimientos técnicos como clave para avanzar, eso sí, huyendo de las metodologías clásicas de formación mesa-silla-libro. Las sustituyen por modalidades online y tutoría o mentoratge.

En general, varios estudios concluyen que los profesionales millennials, aportan unas competencias técnicas de gran valor añadido por el sistema productivo , sin embargo, en su camino hacia el liderazgo, nos presenta el reto de prepararlos en el necesario desarrollo de sus competencias soft para convertirse en los líderes que necesitan nuestro futuro.