Cada vez más empresas practican la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) implantando medidas de ahorro energético, reducción de la contaminación y reciclaje y, en definitiva, pequeñas acciones que contribuyen a la mejora y la preservación del medio ambiente.

Quiero destacar los beneficios del uso de la madera de castaño como material constructivo por su calidad, disponibilidad, proximidad y sostenibilidad. Este material se puede usar en diferentes sectores, como por ejemplo en la restauración paisajística, u otras actividades empresariales que utilizan materiales sostenibles.

El castaño es una especie abundante en Cataluña, pero con una área de distribución reducida. Se concentra en los territorios de La Selva y Osona, pero se puede encontrar en todas las comarcas gerundenses. Cataluña destaca por el elevado rendimiento en la producción de madera: 7,1 m3/ha/año de media.

Los beneficios socioambientales de la madera de castaño son varios:

  • Fomenta el consumo de producto local.
  • Da salida a la madera del Montseny, reactivando un sector existente.
  • Disminuye la imprenta ecológica con la reducción de consumo de combustible, tanto por los procesos industriales que se ahorran al no tratar la madera, como por las distancias que recorren las maderas de importación.
  • Beneficios constructivos debidos a la resistencia de la madera y su ligereza.

A pesar de que comercialmente el sector tiene que mejorar aspectos técnicos, como el secado de la madera, creemos interesante potenciar y apoyar a este sector forestal contribuyendo a tener los bosques limpios y evitando incendios forestales, como los vividos este mes de julio en Cataluña.

Salut Ribera
CEO Naturalea S.L.
Vocal de la Comisión de Sostenibilidad y EC de PIMEC.