¿Qué está pasando en Panamá? ¿Es ilegal tener cuentas o sociedades en Panamá o en cualquier otro paraíso fiscal?

Ante el descubrimiento y destape de la mayor trama de papeles confidenciales muy por encima de Wikileaks, 11 millones de documentos del despacho Mossack Fonseca, la mayoría de mis clientes y amigos me preguntan sobre los Panama Papers. Pues no, no es ilegal, es decir no se está vulnerando ninguna ley,  ya que mantener cuentas en el extranjero es legal.

Es legal siempre y cuando el beneficiario de las mismas las declare en el modelo 720 a la Agencia tributaria

¿Qué es el modelo 720?

Es la declaración de bienes,  que tiene que realizar el contribuyente, que tenga bienes o derechos fuera del territorio español, cuyo valor supere los 50.000 €.

La tienen que realizar tanto personas físicas residentes en España, como personas jurídicas, se debe  presentar ante la agencia antes del 31 de marzo de cada año. Las sanciones por la falta de presentación son muy elevadas.

Después de todo lo explicado la siguiente pregunta sería:

¿Para qué sirve montar una sociedad en Panamá?

Desde luego las personas que hayan montado sociedades en Panamá o en otros paraísos fiscales parece extraño que realicen el modelo 720, ya que estas sociedades sirven para ocultar bienes, por ejemplo en caso de un divorcio, o bien triangular facturas para reducir los beneficios de otra empresa que tengamos en España  o bien dejar dinero a un familiar para evitar pagar impuestos de sucesiones.

Procedimiento a seguir

Se crea una sociedad offshore o sociedad pantalla, es una compañía de titulares anónimos constituida fuera del país de residencia,  en cualquier paraíso fiscal, no hace falta que se realice ninguna actividad económica y son sociedades que se pueden utilizar para blanquear dinero, evadir impuestos,  ocultar patrimonio,  u ocultar beneficios procedentes de actividades ilícitas.

Panamá ofrece una serie de ventajas impositivas,  como por ejemplo, no pagar ningún tipo de impuesto, la confidencialidad y la seguridad, además son sociedades de creación muy barata,  la Constitución viene a costar unos 1.000 $ y tardan tres o cinco días en constituirse y anualmente se paga una tasa de 300 $ por el registro público a partir de aquí no se paga ningún impuesto más.

Por todo ello,  parece muy poco probable, que todas las personas que han salido en las listas que tenían empresas en paraísos fiscales, no tenga nada que ocultar.

Es una vergüenza para las pobres pymes que este año van a tener que pagar el 28% beneficio obtenido en el impuesto de sociedades

María José Tarancon
Economista-Abogada, Socia de Consulting y Gestion Integral 87 sl