El código LEI ( Legal Entity Identifier ) es un código que identifica unívocamente a las entidades legales a nivel mundial. De acuerdo con la normativa europea, el código LEI debe ser empleado para identificar las partes contratantes en las transacciones financieras en todo el mundo y hacer más fácil para los reguladores conocer los posibles riesgos sistémicos en las primeras fases. El objetivo final es mejorar la gestión de los riesgos financieros.

Ante las dificultades evidenciadas durante la crisis de Lehman Brothers para conocer y evaluar adecuadamente las interdependencias existentes en los mercados financieros globales, el G-20 puso en marcha el proyecto LEI para dotar a estos mercados de una mayor transparencia.

El código LEI está basado en las especificaciones del estándar ISO 17442, que determina la estructura del identificador (código alfanumérico de 20 posiciones), así como la información básica que debe recoger (nombre oficial de la entidad, dirección de la matriz, fecha de asignación del LEI …).

Esta información básica ha ido ampliándose a medida que se ha avanzado en el diseño del sistema. Adicionalmente, desde mayo de 2017 se ha empezado a incorporar de manera gradual información adicional relativa a las relaciones de propiedad entre entidades. Dado que uno de los rasgos fundamentales del LEI es su vocación de bien público, tanto el código como la información que no está sujeta a restricciones de confidencialidad son de acceso libre.

 ¿Quién debe tener un LEI?

Personas jurídicas que participan en los mercados financieros mediante operaciones de reposo, derivados o valores.

¿A quién se debe facilitar el LEI?

Las empresas de servicios de inversión y las entidades de crédito que ejecuten transacciones sobre instrumentos financieros admitidos a negociación en un mercado por cuenta de clientes que sean personas jurídicas, deben obtener el LEI de estos clientes antes de ejecutar las operaciones. En caso contrario, el intermediario financiero no podrá ejecutar las operaciones.

¿Cuando se debe tener el LEI?

  • Antes del 1 de noviembre de 2017: Clientes que operen con derivados (ya sean de mercado organizado o OTC s) y con seguros de cambio. Cuentas 49 y 83.
  • Antes del 3 de enero de 2018: Clientes que operen con renta variable y renta fija, cuentas 01, 47 y 30.

¿Donde se obtiene el LEI?

En el Registro Mercantil. La emisión y gestión del LEI en España ha sido confiada a los Registradores Mercantiles, siendo el Colegio de Registradores de España la institución encargada de coordinar el funcionamiento del sistema.

Podéis hacer la solicitud del LEI mediante   este portal