Para alcanzar los resultados que presenté en la último post se requiere esfuerzo, y el esfuerzo requiere, a su vez, una combinación de estos cuatro elementos propios de la comunicación estratégica que se presentan a continuación:

DEFINE TUS OBJETIVOS :

lo primero que debes definir es donde quieres que llegue tu empresa a medio / largo plazo. Por ejemplo, donde te gustaría que se encontrara dentro de 5 años? Y dentro de 10? Para llegar hasta tu meta debes establecer unos objetivos que te permitirán decidir si tu estrategia empresarial es coherente, coordinada y efectiva. Ahora bien, tampoco pienses al por mayor, estos objetivos deben ser realistas y deben nacer de ideas como “dominar el mercado”, “ser líderes”, “aumentar beneficios”, “ofrecer mejores precios “o” ofrecer una mayor calidad en mi producto “.

ESTABLECE LA ESTRATEGIA CORPORATIVA :

posteriormente a la definición de los objetivos, es necesario que determines la estrategia corporativa. Para hacerlo, deberás responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuántas líneas de negocio tendrá tu compañía? Y si la respuesta es “más de una”, estarán interrelacionadas o bien serán independientes las unas de las otras?
  • ¿Qué fases de preproducción, producción y postproducción llevará a cabo tu empresa?
  • ¿Cuáles son los ámbitos de actuación de tu negocio?

La gestión de las comunicaciones de manera integrada requiere la cohesión dentro de tu equipo. Debe ir todos a una para alcanzar los objetivos de la compañía .

DETERMINA LA ESTRATEGIA COMPETITIVA :

es el elemento en el que se basa la ventaja competitiva de tu negocio y / o producto o servicio. Piensa, que le da valor a tu empresa? Qué la hace diferente de la competencia? ¿Qué te identifica? Es importante que te distingas de la competencia y que cuando los usuarios o clientes piensen en un producto o servicio, los venga a la cabeza tu marca como factor diferencial.

Tienes que desarrollar un conjunto de herramientas que guíen la planificación y el esfuerzo creativo de tu equipo interno y de tus socios externos. Yo te recomiendo empezar con una herramienta de mapeo y un modelo que defina los mensajes y experiencias que desea crear (¿Qué?), Los medios de comunicación que se utilizan para crearlos (¿Cómo?), y la gente que necesitas para llegar a tus negocios (¿Quién?). Este modelo podría parecer simple, pero constituye un caso de integración útil y eficaz.

El “qué” y el “como” modelan la elaboración de planes en cada uno de los siguientes niveles:

  • El QUÉ de tu comunicación requiere planes de Categoría . Esto capta las decisiones sobre la naturaleza de los diferentes mensajes corporativos y de producto. En pocas palabras, las razones por las que un consumidor debe comprar tu producto (y no otro) o información de tu empresa.
  • El COMO de tu comunicación requiere canales para evaluar las fortalezas y debilidades de los canales alternativos para hacer llegar tu mensaje . Por ejemplo, es posible favorecer los medios de comunicación social respecto a los medios tradicionales si estás esperando llegar a un público Generación Y -los nacidos entre la década de los 80 y los 90-. Esto identifica objetivos y estrategias específicas para un grupo particular. Podrás planificar y medir de forma explícita los mensajes para ellos, al tiempo que garantizas la integración con otras iniciativas de la audiencia.

MARCA LAS ESTRATEGIAS FUNCIONALES :

Una vez tengas claros los tres puntos anteriores, debes marcar las estrategias funcionales. Estas seguirán las diferentes áreas y departamentos de tu compañía, teniendo en cuenta los objetivos generales, la estrategia corporativa y el factor diferencial de la empresa .

Los planes de comunicación sobre las estrategias funcionales, junto con los calendarios, dan una visión general de las iniciativas corporativas y de marketing a escala micro -para cada una de las áreas de tu empresa- y macro -el plan estratégico de tu empresa en conjunto, es decir, el objetivo común-, vitales para una buena coordinación. Los beneficios de la planificación integrada son :

  • Una mayor capacidad para resolver conflictos
  • Una mayor capacidad para aprovechar las oportunidades de combinar los esfuerzos de impacto acumulativo
  • Un aumento de la capacidad de generar un mayor retorno de la inversión

En el próximo post, te describiré cuáles son las herramientas de la comunicación estratégica empresarial. Recuerda que si tienes alguna duda puedes ponerte en contacto con el Departamento de Comunicación de PIMEC, desde donde podremos ayudar y asesorar.