“El material más sostenible es el que ya existe”

Sylvia Calvo es una diseñadora de moda y emprendedora que apuesta por una industria textil innovadora, sostenible y justa. Cree que la economía circular requiere colaboración, comunicación y apoyo de toda la cadena de valor para poder crear proyectos con un impacto positivo

Tu marca Sylvia Calvo BCN ha sido recientemente reconocida en los Green Product Award Fashion 2023 por su proyecto Re-Yut-Cel. ¿En qué consiste?

Este es un proyecto que he tenido en el cajón hace tiempo y que ahora he podido desarrollar gracias a la colaboración de la empresa Hilaturas Jesús Rubio SA de Sabadell y el apoyo de Texfor. Desde INTEXTER investigamos la fórmula más adecuada para conseguir un hilo con una textura adecuada, después de triturar sacos de café y mezclar la fibra de yute con algodón orgánico y de tejido Tencel (muy suave, obtenido a partir de fibras reciclables y de ropa postconsumo). El resultado ha sido un hilo de calidad, original y de bajo impacto ambiental.

En relación con la huella de carbono de uno de los diseños hechos con Re-Yut-Cel, la producción de estos usa un 84% menos de agua y genera un 88% menos de CO?, comparado con una pieza similar convencional. Además, se reduce en un 94% la cantidad de kilómetros recorridos en todo el proceso, según los cálculos hechos por True Cost Label, de Ámsterdam.

No me puedo creer hasta dónde he llegado teniendo en cuenta que empecé yendo a buscar sacos a un almacén de café del Puerto de Barcelona. Las personas que trabajaban allí me miraban extrañadas cuando decía que los usaría para confeccionar ropa y, ahora, estos mismos sacos desfilan en pasarelas de moda.

¿Nos puedes explicar alguna anécdota del proyecto Re-Yut-Cel?

En 2015 me contactó una señora de Australia para decirme que hacía una labor muy original y que quería que participara en el Eco Fashion Week de aquel país. Fui sola a la otra punta del mundo, donde no conocía a nadie, con una maleta con la colección para el desfile.

Ahora me han hecho representante de este acontecimiento en Europa y, gracias a esto, tenemos varios proyectos para unir las culturas catalana y australiana. El tejido Re-Yut-Cel será el protagonista del concurso de 2025, que consiste en diseñar looks a partir de este nuevo tejido. Enviaremos tela a Australia y 12 estudiantes harán sus propuestas; los ganadores desfilarán en el Eco Fashion Week.

Tu lema es “el material más sostenible es el que ya existe”. ¿Podrías desarrollar esta idea?

En nuestro entorno hay una gran cantidad de residuos que pueden ser de gran valor y que no aprovechamos. Muchos de ellos se queman, con lo cual contribuimos al aumento de la contaminación ambiental, cuando podemos rescatarlos y reintroducirlos en la cadena de valor textil para reutilizarlos.

Por ejemplo, yo trabajo con unos sacos de café que pierden su utilidad una vez el producto llega a su destino. Con su reutilización, les damos una segunda vida, en este caso muy diferente a la primera, los transformamos en accesorios y prendas de ropa únicas que han llegado a desfilar en pasarelas de moda sostenible en Budapest y Australia.

En tu actividad empresarial, ¿qué acciones llevas a cabo para apoyar a la economía circular y reducir el derroche de recursos naturales?

Nuestro proyecto fomenta la mentalidad de tener presente el ciclo de vida del producto, alentando a los nuevos diseñadores a considerar el segundo uso de los materiales y su reciclaje al final de su ciclo de vida. Los sacos ya han cumplido la función de transportar café utilizando recursos como el yute, la energía en su fabricación, el agua y la mano de obra en el proceso. Estos sacos se convierten en un material valioso que se puede utilizar en otra industria, cosa que permite ahorrar recursos para fabricar materiales equivalentes y reducir el transporte que esto implica.

La huella medioambiental de este material es:
– Ahorro de la materia prima.
– Reducción del consumo de recursos energéticos.
– Conservación del agua.
– Menor necesidad de transporte.
– Transparencia y trazabilidad total a lo largo de la cadena de valor.
– Uso de fibras naturales biodegradables, de forma que se promueve la sostenibilidad ambiental.

Estas actividades también tienen un impacto positivo en los derechos humanos y la igualdad de género. Abordamos la problemática de los residuos que se generan en el sector cafetero y del cacao, a la vez que ofrecemos soluciones para la industria textil, que está bajo un escrutinio creciente a causa de sus implicaciones ambientales, climáticas y sociales.

Desde una perspectiva económica, los modelos circulares representan una verdadera revolución en la manera como concebimos el comercio y los negocios. Nuestro proyecto promueve los principios de circularidad y ecodiseño, así como el uso inteligente de materiales ya existentes para evitar la generación de residuos innecesarios. Esto proporciona varias oportunidades de negocio tanto en la fase inicial como la fase final del ciclo de vida de los productos.

Destacamos los aspectos siguientes:
• Promoción de la economía circular: fomentamos la transición hacia un modelo económico más sostenible y circular, donde los productos y materiales mantienen su valor a lo largo del tiempo, en lugar de ser rechazados después de su primer uso.
• Apoyo a la industria y la economía local: colaboración en todo el proceso con industrias locales. Esto no solo fortalece la economía local, sino que también reduce la huella ambiental al minimizar la necesidad de transporte de larga distancia.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Previous Story

¿Cómo afectan a las pymes los cambios en la regulación energética?

Next Story

¿Sabes qué es un Plan Lingüístico y cómo puede ayudar a tu empresa?

Latest from ODS Y RSC