Si has tenido tu propia empresa, si eres una persona con dificultades de volver al mercado de trabajo y por los motivos que sean, buscas una segunda oportunidad, el cambio de chip que tienes que hacer es completo. Trabaja tu marca personal!

Recuerda que una persona empresaria que ha pasado por una serie de dificultades, es un valor añadido para las empresas en general.

Cuando empiezas a hacer la búsqueda proactiva de trabajo, lo primero que tienes que tener claro son las ventajas que puedes ofrecer como responsable de los resultados de la experiencia en tu empresa anterior.

¿Qué tal si haces una lista de todo lo que podrás aportar a una empresa con tu visión, hasta ahora, de empresario o con mucha experiencia profesional?

A partir de esta lista, podrás intentar definir de qué quieres trabajar. Si no lo tienes claro, te aconsejo hacer un primer análisis de mercado para conocer los puestos de trabajo que hoy en día tienen más salida, así como dejarte asesorar por la Fundación PIMEC a través de su programa de apoyo al empresariado ya personas con más dificultades.

Tener claro tu objetivo profesional es vital en esta reorientación profesional que inicias. Puedes empezar por una definición genérica y poco a poco ir especificando a través del análisis todas las opciones que tienes.

Es importante tener mente abierta y pensar en lo que realmente te hace feliz. Quizás parece un imposible, pero necesitas invertir el 100% de tus fuerzas en conseguir lo que quieres de verdad, no un trabajo porque sí. Si tienes claro que te hará sentirte bien, definirás una línea de la vida que hacemos en coaching, que te ayudará a saber que necesitas para conseguirlo y con motivación a cada nuevo reto de cómo conseguirlo.

La primera pregunta es pensar si quieres trabajar con personas, con cosas, con ideas o con datos. A partir de estos grandes conceptos, nos adentraremos sobre el que te apasiona y qué necesitas para conseguirlo. Es uno de los ejes clave pautados en las sesiones de trabajo y formación en la Fundación PIMEC , donde col • laboro.

Uno de los puntos principales que las personas con experiencia laboral y / o que hayan sido empresarias, es haber construido una red de contactos: el networking. El 80% de las ofertas de trabajo no son visibles y encontrarlas a través de los contactos son esenciales en la búsqueda de trabajo. Por ello, aconsejamos hacer una lista de todos los contactos posibles que te pueden dar información, presentarte alguna persona interesante … y usarla adecuadamente.

No para pedir trabajo directamente sino para transmitir un mensaje claro y conciso, para que se acuerde de ti si se lo llega información de alguna necesidad con tu perfil en su red de contactos.

Este mensaje se trabaja en las sesiones de Personal Branding , y llama Elevator Pitch

Otros puntos que desarrollamos y de los que haremos post posteriores son: definir el valor diferencial, competencias de cada persona, como hacer un CV que impacte a las empresas, como preparar una entrevista , como llegar al 80% de las ofertas que no están colgadas y cómo hacer búsqueda de empleo 2.0

Pero, sobre todo, para encontrar un buen trabajo hay dos cosas importantes y que poco a poco hacen que todo llegue: la seguridad en tu valía y la actitud positiva. Centrado en lo que depende de ti y olvida lo que no; es similar a cuando buscabas clientes o cuántos presupuestos tenías que presentar para conseguir uno …?

La búsqueda de trabajo necesita de esta constancia y de la seguridad que al final encontrarás la empresa ideal para ti

Sólo necesitas creer contigo mismo o misma y algunos consejos para volver al mercado laboral. Ya sabes donde estamos.

Laura Cespedosa -Desenvolupadora de Talento y colaboradora de Fundación PIMEC