Muchas personas trabajadoras ahora ya hace días que practican el teletrabajo. Estos profesionales deberían seguir 10 indicaciones básicas para hacer que las articulaciones y los músculos no se vean afectados, así como para garantizar la comodidad y, por lo tanto, el rendimiento y el bienestar propio. Recordad que mantener una buena higiene postural puede evitar lesiones.

Luz: Hay que tener siempre en cuenta el nivel de iluminación, necesitamos una cantidad de luz que haga que nos encontremos cómodos para trabajar. No hay que trabajar en zonas donde haya mucha diferencia de luz, la luz tiene que ser uniforme en toda la zona.

Espacio: Se tiene que disponer de espacio suficiente para poder mover el ratón, colocar el teclado y tener, además, espacio para dejar los demás enseres. Hay que trabajar con un mínimo de orden.

Temperatura: Ni mucho calor ni mucho frío. Eliminar la corriente de aire directo. La temperatura adecuada para trabajos sedentarios es entre 17 °C y 27 °C, pero entre 20° y 23° es una buena temperatura de confort.

Pantalla: La pantalla debe estar a una distancia de entre 65 y 70 cm, y la altura de los ojos debe quedar en la parte superior de la pantalla.

Teclado: Se debe colocar el teclado a una distancia entre 20 y 30 cm del lado de la mesa y una pequeña inclinación máxima de 25°, el teclado tiene que ser independiente de la pantalla, así podremos apoyar las muñecas y disminuiremos la tensión muscular.

Silla: Tendría que ser ajustable en altura y profundidad, con 5 puntos de apoyo en el suelo (5 ruedas) lo más importante es que la espalda quede apoyada en una superficie rígida, y las piernas tengan apoyo hasta el nivel de la fundición poplítea (hasta el nivel de la rodilla) y los pies apoyados en el suelo.

Portátil: En principio, no es el mejor ordenador para trabajar de forma continuada, pero si lo tenemos que hacer, intentaremos utilizar un teclado y un ratón independiente y colocar la pantalla a la altura que ya hemos comentado anteriormente.

Tiempo de trabajo: Si trabajamos con un portátil, no tendríamos que trabajar más de 20 minutos sin descansar. Si trabajamos con un ordenador de sobre mesa, basta con un descanso visual de 10 minutos después de 2 horas continuadas de trabajo.

Entorno: Hay que procurar no tener cables que puedan producir tropiezos, los cables deben de estar recogidos.

Relajación: No olvidemos hacer algunos ejercicios de relajación de cuello, con rotación de muñecas y hombros. Esto nos hará disminuir el riesgo de contracturas, y no olvidéis parpadear mucho cuando trabajáis con el ordenador, esto hará que el ojo esté bien hidratado.

Màrius Martí
Prevención de riesgos laborales