El Big Data tiene una aplicación en todas las áreas relacionadas con el departamento de gestión de personas. Uno de los ámbitos en los que se empieza a introducir con fuerza es en la selección de personal. El Big Data y la inteligencia artificial se convierten en potentes herramientas que agilizarán la operativa del proceso de selección. Los reclutadores tendrán elementos suficientes que permitirán seleccionar el perfil más adecuado a partir de un tratamiento exhaustivo de los datos disponibles.

Desde la fase de reclutamiento con la automatización de la difusión de las ofertas de trabajo y la gestión de candidaturas, hasta etapas más avanzadas, el Big Data permitirá contrarrestar la subjetividad de la persona que realiza la selección.

A lo largo de las diferentes fases, las personas participan en juegos virtuales y simulaciones que irán nutriendo de información el sistema. En la última, dedicada a la entrevista personal, es donde la inteligencia artificial puede aportar el análisis de voz que permitirá detectar, analizar e informar sobre las actitudes de las personas, uno de los aspectos más complejos de detectar en los procesos de selección. Por lo tanto, la tecnología será un aliado clave para los departamentos de Recursos Humanos en un futuro inmediato.

Las ventajas de la transformación digital se centran en dotar de mayor agilidad; se producen menos errores al disponerse de un mayor número de datos para decidir la candidatura más adecuada, y los procesos más objetivos eliminan la subjetividad derivada de los prejuicios y creencias del seleccionador/a, a la vez que constituyen una fuente de conocimiento y crecimiento del área de gestión de personas.

En la actualidad encontramos diferentes soluciones y softwares orientados a la gestión de personas, de modo que no únicamente tienen un impacto en la selección de personal, sino también en el área de formación a través de tecnología y plataformas de e-learning que facilitan una mejor experiencia formativa a la persona.

Esta transformación será clave para potenciar el talento organizativo a través de las herramientas de evaluación del desempeño que aportarán luz en el análisis de datos para detectar los gaps competenciales y visualizar las carencias y fortalezas de equipos y personas.

En esta línea, el sistema de People Analytics permitirá la toma de decisiones basadas en algoritmos y estructuras de datos, estadísticas y métricas. En conclusión, la automatización de procesos operativos del área permitirá una mejor relación entre la empresa y los colaboradores/as.