La industria agroalimentaria de Catalunya

En 2019 podemos afirmar que la IAA en Catalunya se encuentra en un momento de gran evolución y con una voluntad muy firme de redefinición por las nuevas tecnologías de la comunicación, las nuevas tendencias consumistas, las diferentes modas e informaciones existentes en redes sociales, la cada vez mayor concienciación de consumo de productos de proximidad, de productos ecológicos, de producción integrada, de sellos que garantizan el respeto a prácticas medioambientales, de responsabilidad social y, sobre todo, de productos seguros y saludables.

Pues bien, de las 3.922 empresas agroalimentarias catalanas que representan un 12,5% de las españolas, muchas de ellas pequeñas y medianas, el 75% tienen menos de 10 trabajadores, generan un negocio de 26.288 millones de euros que representa un 24% de la IAA española y ocupan a más de 86.000 personas, lo que supone el 31% del empleo del sector cárnico según el último informe presentado por el DARPA de la Generalitat.

Se trata del primer sector industrial de Catalunya con un 22,3%, puesto que ha sabido generar, a partir de una tradición en la elaboración de productos mediterráneos, una personalidad propia diferenciada por su calidad y por sus éxitos competitivos.

La industria agroalimentaria de Catalunya ha demostrado en los últimos años que, con un importante impulso a las exportaciones por valor superior a los 8.425 millones euros de productos agroalimentarios como carnes y embutidos, lácteos, frutas y frutos secos, harinas y pastas, vinos y cavas, aceites y conservas, miel y hortalizas, pescado y bebidas, etc., es capaz de conquistar cualquier mercado que se proponga.

El éxito de la mayor parte de las empresas que exportan reside en la calidad de las producciones que, ya sea por la calidad del propio producto o por su elaboración, aportan un nivel de sabores y olores que las hacen imbatibles en los mercados internacionales.

La inversión de la industria agroalimentaria ha sido importante a nivel de innovación y de nuevos formatos de packaging, nuevos preparados y nuevos productos, lo que ha supuesto que tanto el consumo (1,8%) como el gasto (3,2%) se hayan incrementado, según datos del primer semestre de 2018.

Hay que destacar que, con el III Congreso Catalán de la Cocina que se celebra entre febrero de 2018 y mayo de 2019 -promovido por el Campus Alimentario y el Instituto Catalán de la Cocina y de la Cultura Gastronómica y con la participación del mundo empresarial, el mundo de la restauración y la ayuda de los grandes cocineros que tenemos en Catalunya-, se continúa trabajando para fomentar y dar a conocer las nuevas tendencias culinarias y alimentarias.

Investigación, innovación, proximidad, origen, territorio, sostenibilidad, calidad y responsabilidad social son conceptos de gran significado que hoy por hoy hacen posible el éxito de las industrias agroalimentarias; empresas que, además, son plenamente conscientes de que alimentarnos de forma segura y saludable es algo que las personas realizamos varias veces al día.

Catalunya es uno de los mayores clústeres agroalimentarios de Europa y, gracias a la implicación y al buen trabajo de nuestros ganaderos y campesinos en la parte productiva y de las industrias alimentarias como elaboradoras, tenemos un buen futuro por delante.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Previous Story

Marketing para no marquetinianos. Imagen y mensaje

Next Story

¿Cómo pueden contribuir las pymes a reducir la desigualdad en el mundo?

Latest from Competitividad