La norma UNE 19602, es un código normativo que incluye una serie de recomendaciones de Compliance Tributaria, tendente a minimizar los riesgos tributarios y a facilitar:

  1. Que las pymes puedan implantar un sistema de prevención y detección de los riesgos fiscales, derivados de su propia actividad, estableciendo medidas de vigilancia y control para prevenir riesgos tributarios y reducir posibles infracciones fiscales.
  2. Y, por otro lado, en caso de que se produjeran declaraciones paralelas, complementarias, sanciones, o incluso se llegara a producir algún delito penal económico, puedan mitigarse o minimizarse las acciones derivadas de la Administración Tributaria, llegándose a eximir de su responsabilidad a la pyme que cuente con la implementación de una política fiscal, recogida en la Compliance.

Una vez implantado este sistema de prevención de los riesgos tributarios, existirá una gran diferencia entre las empresas que se hayan acogido a la Compliance Tributaria y las que no, ya sea ante la Administración Tributaria o al contratar con las diferentes Administraciones Públicas, o incluso con otras mercantiles, puesto que serán empresas con mucha más solvencia y credibilidad. En definitiva, se verá incrementada la reputación de la propia mercantil.

Los beneficios más relevantes que podemos destacar son los siguientes:

1.- Con la identificación y la valoración de los riesgos tributarios conseguiremos concienciarnos del acatamiento fiscal, mejorando el cumplimiento de las obligaciones tributarias, reduciendo las posibles conductas dolosas que se hubieran podido producir, en caso de que no hubiera existido la Compliance Tributaria, tanto por los socios como por administradores o trabajadores de la mercantil. Todo ello, evidentemente, supondrá para la empresa un gran ahorro en el coste fiscal que pudiera derivarse del ámbito sancionador.

2.- La pyme que tenga implementado el sistema de revisión y la evaluación continua verá aumentada su seguridad jurídica y, por tanto, podrá limitar la responsabilidad de los directivos, socios y gestores de la empresa.

3.- Con la planificación de riesgos tributarios, podremos elaborar una norma interna de obligado cumplimiento para la empresa, recogida en su Compliance Tributaria. Es un traje hecho a medida, que cada pyme implantará de modo que pueda controlar las situaciones derivadas del tráfico empresarial y que afecten a la tributación, lo que supone un mayor control interno de la empresa.

4- Y por último, la implantación de la Compliance Tributaria, al suponer un mayor grado de control sobre las entrañas y secretos de la propia empresa, evitará el fraude interno, partidas extrañas en la contabilidad, gastos de difícil justificación etc.

Después de unos años de comprobaciones limitadas, continuas inspecciones, día sí, día también, como hemos determinado al principio, es importante tener un “escudo antimisiles” tributario que va a dar tranquilidad a nuestras pymes, en su quehacer diario, permitiéndoles dedicarse al tráfico empresarial y a la generación de riqueza y empleo, que es su principal cometido.

Aconsejo a todas las empresas que confeccionen una Compliance Tributaria, en la que se podrán recoger todos los puntos expuestos, cuyo coste de elaboración será ínfimo, en comparación con las ventajas de obtener una tranquilidad fiscal y tributaria, sobre todo en el ámbito sancionador. En este sentido, tenéis a vuestra disposición nuestros servíos jurídicos.