La sociedad sigue reclamando la necesidad de una organización del tiempo de trabajo y una organización de la vida cotidiana que permita a las mujeres emprendedoras, empresarias y autónomas conciliar.

Esta constatación obliga a las empresas, definidas como centros de vida del tiempo profesional de mujeres y de hombres, crear entornos de apoyo que ayuden a armonizar el tiempo de las personas en escenarios de igualdad y responsabilidad social.

Mujeres de Valor visitante la empresa Norbel SL

Las mujeres ganan un 26% menos que los hombres, representan un 13% de los cargos directivos y son todavía en el S. XXI las protagonistas de la esfera privada, con la desigual distribución de responsabilidades que ello conlleva.

Se continúa infravalorando la mayoría de trabajos que desarrollan, provocando incredulidad respecto su valía profesional, y la resiliencia personal necesita de acciones de apoderamiento para que estas mujeres puedan liderar en entornos profesionales.

Mujer, mayor de 45 años, emprendedora

La Fundación PIMEC, desde 2010 ha atendido 278 mujeres, que representa el 37% de un total de 750 personas. Su programa emppersona , de apoyo a las personas empresarias y autónomas en dificultades, ha visto como este dato ha ido incrementándose de un 26% inicial a un 47% actual.

El perfil más representativo son mujeres mayores de 45 años, que empezaron un emprendimiento empresarial de la mano de su pareja o relevos generacionales, y que a pesar de la falta de formación o el estigma social, las cargas familiares y la poca presencia femenina en puestos de responsabilidad, es uno de los colectivos que más pide una segunda oportunidad empresarial.

Dada esta realidad y fruto de la confluencia de intereses de diferentes grupos de trabajo de la Fundación PIMEC, para facilitar una segunda oportunidad al colectivo de mujeres en dificultades y/o en procesos de cambio, nace el 2015 mujeres de Valor : grupo de apoyo, intercambio y colaboración entre mujeres, mayoritariamente autónomas y empresarias, pero todas ellas emprendedoras, en proceso de cambio y búsqueda de nuevas oportunidades, cuidando el actitud para gestionar el cambio hacia el éxito y desde la diversidad de cada una de las integrantes.

Fundación PIMEC

Desde la Fundación PIMEC ponemos en valor la figura del talento femenino emprendedor desde la sensibilización, la solidaridad y el desarrollo económico en el entorno más inmediato donde las pymes hacen su actividad y la conciencia del impacto social positivo que este talento ejerce en este entorno.

Mujeres de Valor visitante la empresa Trapos Consuelo

Y seguimos trabajando. Y lo hacemos de la mano de la Instituto Diversitas , acompañando a las mujeres de la red de Mujeres de Valor para que busquen esta nueva oportunidad para liderar sus proyectos empresariales y continuar sensibilizando a las pymes para que desarrollen acciones de responsabilidad social que humanicen a las empresas y profesionalicen a las personas.

La igualdad es un valor universal y la diversidad un bien común a desarrollar los entornos empresariales. ¡Hacemos uso!