Todo el mundo se merece una segunda oportunidad para poder volver a empezar, a pesar de las circunstancias económicas y empresariales adversas que pueda haber sufrido o que esté sufriendo a consecuencia de la actual crisis causada por el coronavirus.

Sabemos que te puedes sentir perdido, desesperado o desalentado, sin saber con quién hablar o contactar para que te ayude a salir adelante y superar esta situación. Si nos permites la oportunidad, desde la Fundación PIMEC te damos la mano y te ayudamos a poder tener una segunda oportunidad, ya que creemos con firmeza que todo el mundo se la merece.

Hace tiempo que trabajamos en este sentido, dando apoyo emocional, ayudando en las gestiones y tramitaciones necesarias para hacer un cierre ordenado de las empresas o aportando los conocimientos financieros y legales que permitan que los negocios sigan siendo viables. No estás solo, y nosotros tampoco, dado que hemos ampliado nuestros servicios y tenemos el privilegio de poder contar con la colaboración del servicio jurídico de PIMEC.

“Si algo nos demuestra la vida, es que de los errores se aprende y que, si no fallamos de vez en cuando, nunca entenderíamos el éxito porque el fracaso forma parte del éxito. Es de máxima importancia integrar en nuestra sociedad la cultura del error y la segunda oportunidad, aprender a arriesgar y de los errores para crecer como profesionales y como personas”.

Comparando la situación legal con la de los Estados Unidos, también vemos que en España el emprendedor que fracasa está estigmatizado. Tenemos una Ley de la Segunda Oportunidad del año 2015, mientras que en los EE. UU. la primera ley es del 1898 porque el fracaso no está mal visto y se entiende que forma parte del aprendizaje. A la vez, esta ley apuesta firmemente porque nadie se quede atrás, puesto que es injustificable una sociedad que deja a parte de sus miembros al margen, sin oportunidades y sin trabajo, y es por eso que creo que toca acelerar y activar la economía para superar las consecuencias sociales y económicas de esta crisis. En este contexto, la Ley de la Segunda Oportunidad tendrá una gran relevancia, puesto que permite a las personas endeudadas o insolventes la exoneración de estas deudas y tener la posibilidad de volver a empezar. Se trata de una medida que estimula el espíritu emprendedor, tan decisivo para la generación de actividad económica y la creación de empleo.

La actual legislación concursal es restrictiva y contribuye de manera notable a la ralentización de la actividad económica y es por este motivo que la transposición de la Directiva Europea 2019/1023 sobre insolvencia permitirá resolver los errores reguladores de la norma vigente, que han sido tan evidentes a la práctica. Sin una exoneración del crédito público no habrá una verdadera segunda oportunidad para los empresarios insolventes y esto se traducirá en más personas en el paro y gasto público.

La segunda oportunidad es el mejor camino para ayudar a miles de personas que no podrán hacer frente a las deudas generadas a causa de la actual pandemia. Para ejemplificar que la segunda oportunidad es un hecho y que puede llevar al éxito, quiero presentar dos casos:

  • Un empresario dedicado al mantenimiento de gasolineras que en 2018, ante una situación empresarial complicada, decidió afrontarla de manera valiente y contactar con la Fundación PIMEC. Una vez valorada la situación inicial, desde la Fundación hicimos un acompañamiento personal, un asesoramiento económico-financiero, y lo posimos en contacto con uno de nuestros mentores voluntarios, hecho que ha permitido que a través de una reestructuración económica y de gastos la empresa pudiera salir adelante y esté desde 2019 en proceso de consolidación, en el que a lo largo de 3 años recibe un seguimiento de la Fundación y su mentor.
  • Una emprendedora que se ha reinventado durante esta crisis gracias al programa emppersona. Se puso en contacto con la Fundación el pasado mes de febrero para crear un negocio de representación de firmas notariales en una gestoría, nunca antes había sido autónoma y la mayor parte de su vida laboral había sido responsable de servicios de atención al cliente. Encuentra la oportunidad de comercializar máquinas de ozono y desinfección para empresas creando “Bioprevención”.

Objetivos de Desarrollo Sostenible  (ODS) relacionados: