Ceras Roura es una empresa de Figueres que se dedica a la fabricación y venta de todo tipo de velas de cera: perfumadas, religiosas, antimosquitos, así como complementos. Sus más de 100 años de historia avalan esta pequeña empresa, líder en su sector gracias a la pasión por el trabajo bien hecho, la experiencia y la constancia de cinco generaciones de una misma familia. Esta pyme factura alrededor de 10 millones de euros y, en la actualidad, exporta a 33 países y fabrica una media de 100.000 velas diarias, siendo líder del mercado nacional. En total, utilizan 4.000 toneladas de cera al año.

La calidad, la innovación y la diferenciación son los factores que han llevado Ceras Roura hasta los niveles de crecimiento actuales y son elementos en los cuales también fundamentarán su estrategia a largo plazo. Estos valores han sido premiados este año por PIMEC al otorgar a esta pyme el galardón a la pequeña empresa más competitiva, durante los Premis Pimes 2019.

En 2018, Ceras Roura cruzó el Atlántico para lanzarse a la aventura americana a través de la creación de la sociedad Roura Candles USA Inc., que ha iniciado su actividad con la apertura de una oficina en Nueva York y un almacén logístico con stock de productos en Miami. De esta forma, la empresa ha querido impulsar el crecimiento del negocio en el continente americano. Además de los Estados Unidos, Ceras Roura también ha hecho una apuesta fuerte en Rusia, un mercado en el que se están consolidando, y en diferentes países del continente africano: Congo, Camerún, Angola, Ghana, Costa de Marfil, Senegal, Marruecos…

Miquel Roura Roig, CEO y responsable de exportación de la empresa, ha cursado estudios en Administración y Dirección de Empresas y cuenta con un máster en marketing y comunicación. Explica la diversidad de los clientes de Ceras Roura: “Nuestro público es amplio, puesto que vendemos a cadenas de gran distribución, cadenas especializadas en jardinería, decoración, etc.”. Además, destaca que las velas preferidas de los clientes son “las perfumadas, las antimosquitos y los difusores de perfume”.

Por otro lado, cree que la calidad y la flexibilidad para adaptarse a las necesidades de los clientes es el distintivo de la empresa, así como sus acciones enfocadas a la Responsabilidad Social Corporativa (RSC): el reciclaje de residuos, la instalación de un circuito cerrado de agua, la utilización de cera vegetal, etc.

Sobre el equipo de esta pyme, Miquel Roura señala que está formado por 42 trabajadores que realizan tareas en diferentes departamentos: producción, logística, comercial, calidad, diseño, compras y financiero. Recientemente este equipo se ha ampliado con la creación de la nueva sede en los Estados Unidos de América que se ha adaptado al tipo de producto y formatos que utilizan los clientes americanos, siguiendo la línea de crear 4 o 5 colecciones nuevas cada año para ser líderes y presentar novedades dentro del mundo de la ambientación, tanto en mercados internacionales como en el mercado nacional.