La creciente importancia de la emprendeduría interna o del Intrapreneur es una realidad ante los procesos de cambio y de crecimiento empresarial. Son colaboradores que se diferencian del resto por su capacidad de visionar oportunidades allí donde otros sólo ven dificultades.

Las empresas no pueden perder de vista estas capacidades y deben diseñar espacios adecuados que permitan aflorar las ideas y proyectos a través de programas de gestión del talento.

Jefe emprendedor puede serlo si su organización no fomenta y aprovecha el talento interno.

Se hace necesario que la empresa genere expectativas y ofrezca oportunidades a sus colaboradores que permitan al intraemprendedor poner en marcha sus capacidades.

Así, el emprendedor interno se le reconoce por su inteligencia triunfante definida como la habilidad de sortear las dificultades y de gestionar las propias capacidades con vistas a la consecución de metas y retos profesionales.

La competitividad actual hace necesario impulsar y apoyar a estos colaboradores para poner en marcha proyectos e ideas innovadoras que permitan la rápida adaptación a nuevos entornos económicos y sociales.

Objectiu 2017: La gestió del talent

¿Y vosotros? ¿Active espacios que permiten aflorar las ideas y proyectos en su empresa? ¡Cuéntanos en los comentarios!