Todos los trabajadores contratados por una empresa española que van a trabajar en Francia son considerados como trabajadores desplazados. ¿Sabes cómo gestionar el desplazamiento de trabajadores en Francia?

La empresa puede desplazar a sus trabajadores en Francia si

no ejerce únicamente actividades de gestión interna y de administración en España

no realiza su actividad en Francia de manera habitual, estable y continúa.

Si uno de estos dos requisitos no se cumple, las disposiciones del código de trabajo francés aplicables a las empresas establecidas en Francia serán aplicables al empresario.

Hay varios requisitos a cumplir antes del envío de los trabajadores en Francia:

  • Declaración de desplazamiento a la inspección de trabajo del lugar donde comienza la prestación de servicios.
  • Designación de un representante de la empresa en Francia.
  • Obtención de una tarjeta de identificación profesional para cada trabajador en las obras.
  • En el caso de que el empleador sea una empresa subcontratada, la empresa contratista tendrá otras obligaciones adicionales.

Durante el período de desplazamiento también deberán cumplirse una serie de obligaciones:

El contratista debe tener en cuenta que hay determinadas disposiciones legales y convencionales aplicables a todos los trabajadores franceses que son de aplicación a todos los trabajadores desplazados. Se trata de aspectos como podrían ser, trabajo ilegal, derecho de huelga, salario mínimo, horas extraordinarias y aumentos accesorios del salario legal o convencional.

En el caso de subcontratación, el contratista debe fijar en un lugar visible en el lugar de la obra y en los idiomas de los trabajadores, las informaciones sobre las normas francesas que les son aplicables

También debe verificar las buenas condiciones de alojamiento de los trabajadores desplazados y denunciar en caso contrario las malas condiciones en el agente de control. Finalmente, se hará cargo del alojamiento.

Pasos a seguir para proceder correctamente al desplazamiento de trabajadores

A continuación se especifican los pasos a seguir para proceder correctamente al desplazamiento de trabajadores, una de las vías más utilizadas por las empresas españolas para operar en Francia, y al mismo tiempo una de las prácticas más controladas por la Administración francesa:

 Comprobar la aplicación de la legislación francesa y comunicar el desplazamiento a la Administración española (comprobar que las nóminas de los trabajadores durante su desplazamiento en Francia cumplen con la legislación francesa aplicable, especialmente el pago de salario mínimo francés en convenio equivalente, respetar el horario legal en Francia y aplicación de reglas específicas en el caso del sector de la construcción y del transporte).

Designar un representante en Francia (el representante será la figura de enlace entre la Administración francesa y el empleador)

Dar de alta a los trabajadores en Francia

Actualmente son muchas las empresas que sólo reaccionan una vez que la inspección de trabajo se les presente en la puerta. En Francia el derecho social es complejo, especialmente porque existen diversas fuentes a tener en cuenta. Además, las inspecciones de trabajo son habituales.

Desde PIMEC aconsejamos buscar asesoramiento antes de iniciar una actividad en territorio francés para evitar los elevados costes que pueden derivarse, con multas que van desde 750 € a un máximo de 500.000 €.