¿Evoluciona el precio de los carburantes de acuerdo con el precio del petróleo?

Existe el tópico de que, a pesar del precio de los carburantes debería depender básicamente del precio del petróleo, estos suben siempre que lo hace el crudo, pero no lo hacen siempre o responden en menor grado cuando se trata de reducciones del precio. ¿Es cierto esto? Un nuevo INFORMES de la Observatorio de la pimec pretende aclarar esta cuestión haciendo un análisis del precio del petróleo y de los dos derivados de uso más general: la gasolina sin plomo 95 y el gasóleo para automoción, y comparando su comportamiento.

Unos precios fluctuantes

Durante la última década, el precio del petróleo ha oscilado entre los 30 $ y los 140 $ por barril, con varias fases de crecimiento y reducción, y con variaciones fluctuantes tanto a nivel mensual como diario. Y lo mismo podríamos decir del gasóleo y la gasolina. En la década analizada observan seis grandes fases de tendencia en los precios , con duraciones e intensidad diferentes y con fluctuaciones mensuales dentro de esta tendencia. Esta variabilidad se debe a múltiples causas : económicas, políticas o tecnológicas.

Alta correlación entre precios

La pregunta inicial quedaría resuelta estimando el grado de correlación entre los precios del petróleo y sus derivados. Así vemos como en el caso de la gasolina la correlación respecto al barril Brent es del 87% y llega hasta el 93% en relación al gasóleo en términos mensuales. Así pues, los precios de la materia prima y sus derivados están muy estrechamente relacionados y el ajuste se produce de forma prácticamente automática. Además este ajuste se produce tanto en los momentos de crecimiento como de reducción de los precios .

El grado de respuesta al precio del petróleo

Después de ver como los carburantes responden rápidamente a las variaciones en el precio del petróleo, habría que preguntarse si lo hacen en el mismo grado y si éste depende de si la fase es de crecimiento o disminución. Al respecto, el estudio concluye que la gasolina y el gasoil responden de forma más moderada en las variaciones del petróleo tanto en las fases de crecimiento como de disminución . Hay que decir sin embargo, que un análisis de las tasas de variación en función del signo apuntan que sí podría haber una ligera mayor respuesta a los crecimientos que en las disminuciones, aunque sin efectos relevantes a lo largo de los diez años analizados.

 Variaciones intermensuales

El papel de los impuestos sobre los hidrocarburos

El estudio se centra en el precio del petróleo sin impuestos para evitar distorsiones de política fiscal. Pero el gasóleo y la gasolina están grabados por dos tipos de impuesto: los impuestos especiales, que gravan la cantidad mediante un importe fijo independientemente del precio antes de impuestos; y el IVA, que grava el precio antes de impuestos y los impuestos especiales.

Hay que tener en cuenta que el hecho de que los carburantes estén grabados por estos impuestos especiales provoca que parte de las fluctuaciones del precio queden absorbidas por la parte que representan estos impuestos, invariables con los precios y dependientes de la política económica . El componente fijo de los impuestos especiales hace que su peso relativo sobre el precio final sea mayor cuando menor es el precio antes de impuestos. Este peso relativo, pero no es nada despreciable, ya que representa entre el 35% y el 56% del precio sin IVA de la gasolina, y entre el 28% y el 50% en el caso del gasóleo.

Previsiones sobre el precio de los carburantes

Determinar el precio del petróleo en el futuro es extremadamente complejo ya que depende de multitud de factores (reservas internacionales, demanda agregada, innovaciones tecnológicas, estrategias de los países productores, políticas de los países consumidores, etc.). Teniendo en cuenta todo ello, las previsiones sitúan el precio del barril por debajo de los 60 $ a corto plazo. Y cuál será el precio de los carburantes, que al final es lo que interesa a los consumidores? Pues teniendo en cuenta los datos recogidos en el estudio del Observatorio , en el supuesto de que se alcanzara un precio del petróleo de 60 $ y que no hubiera cambios en la tributación especial sobre los hidrocarburos, la gasolina tendría un precio sin IVA de 0,97 € por litro, mientras que en el caso del gasóleo sería de 0,89 € por litro.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Previous Story

Las empresas con facturación superior a los 10 millones de euros deben pagar anticipadamente el 23% de su resultado

Next Story

Deducciones fiscales por actividades de Investigación y Desarrollo de hasta un 59%

Latest from Competitividad