El 2019 tuvo momentos fantásticos y ahora encaramos un año nuevo lleno de magia: son doce meses por delante llenos de retos que nos ofrecen un mar de posibilidades. Por eso, en Autònoms PIMEC hemos consensuado doce objetivos que queremos lograr y para los cuales trabajaremos mucho durante el 2020. Os los presentamos.

1- Tratar de manera especial la figura de los autónomos en la normativa sobre reestructuración, insolvencia y segunda oportunidad.

2- Establecer la ayuda de 426 euros durante 6 meses para aquellas personas autónomas que, siendo beneficiarias de la prestación por cese de actividad, lo hayan agotado.

3- Facilitar los procesos de relevo generacional en el caso de las personas autónomas societarias.

4- Permitir compatibilizar la jubilación y el trabajo por cuenta propia en cualquier momento de la jubilación, sea anticipada o no, y en cualquiera de los regímenes, cuando se hayan cotizado al menos 35 años.

5- Articular mecanismos para equiparar/aproximar los ingresos reales en las bases de cotización entre las personas autónomas, especialmente para todas aquellas que inician su actividad.

6- Definir medidas para que las personas autónomas societarias tributen por el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) y no por el impuesto sobre sociedades (IS).

7- Revisar el régimen especial del criterio de caja en el IVA para que los autónomos lo usen más, y simplificar el Suministro Inmediato de Información (SII).

8- Hacer posible que las personas autónomas puedan realizar aportaciones voluntarias extraordinarias a la Seguridad Social y que, en determinadas circunstancias y bajo ciertas condiciones, puedan rescatar importes de la contribución acumulada.

9- Facilitar a las personas autónomas la libre elección de las bases de cotización de forma que puedan decidir el esfuerzo contributivo que deseen.

10- Simplificar los supuestos en que las personas autónomas se puedan encontrar en situación legal de cese de actividad, adecuándolos a la realidad y facilitando la acreditación administrativa de esta situación ante la administración pública.

11- Estudiar fórmulas que hagan posible el uso de toda la vida laboral para el cálculo de las pensiones.

12- Eliminar progresivamente las restricciones para cotizar por bases elevadas según la edad avanzada de las personas, lo que también se tendría que hacer con las prestaciones.