/

Propuestas económicas y empresariales ante el 14-F

Este domingo los catalanes estamos citados a las urnas, por primera vez en un contexto de pandemia, y el nuevo Govern que resulte de estos comicios tendrá que priorizar medidas sanitarias y económicas para hacer frente a los efectos de la Covid-19 en la salud de las personas, pero también en la del tejido productivo del país.

Así mismo, el futuro Ejecutivo catalán tendrá que formular unos Presupuestos para el 2021 que contemplen las partidas presupuestarias necesarias para superar esta situación de crisis. Con el convencimiento de que la economía solo se recuperará cuando las pymes y los autónomos reactiven su actividad y mejoren su competitividad, desde PIMEC reclamamos unas cuentas con inversiones y partidas que permitan poner en marcha y desarrollar medidas urgentes, directas, coordinadas, generosas y sostenidas en el tiempo para las empresas.

En este sentido, y en nuestra labor de representar y defender los intereses de las pymes y los autónomos de Catalunya, pedimos al próximo Govern las siguientes medidas:

En primer lugar, queremos destacar la necesidad de dar un impulso y una aceleración a los protocolos de vacunación masiva y a las pruebas sanitarias como mecanismos básicos para el retorno a una relativa normalidad. También es urgente la puesta en marcha de líneas de compensación económica para los sectores afectados por las restricciones a la actividad empresarial, a través de ayudas directas, de un refuerzo de las líneas de financiación del ICF y de la condonación de impuestos y tasas, así como otras medidas fiscales como, por ejemplo, una rebaja de entre un 10 y un 15% de los tipos impositivos de la escala autonómica del IRPF aplicable a la base liquidable general.

Deseamos al futuro Ejecutivo muchos aciertos, que tendrían que pasar por simplificar la burocracia administrativa, facilitar el acceso de las pymes a la compra pública y cumplir y hacer cumplir los plazos de pago legales para acabar con la lacra de la morosidad empresarial. Por otro lado, estos aciertos también pasarían por no desaprovechar la gran oportunidad que suponen los fondos de recuperación y resiliencia europeos para las empresas catalanas. En sus manos estará la capacidad de participación y de influencia en los puestos de decisión a la hora de potenciar proyectos solventes y estratégicos para nuestra economía.

Para propiciar la recuperación de la competitividad de nuestro tejido productivo, sería conveniente destinar inversiones para promover la transformación tecnológica y digital de los negocios, así como su internacionalización. Además, se pueden establecer incentivos y ayudas para las empresas que promueven la sostenibilidad y la economía circular. Entre otras cuestiones, también es necesario invertir en las infraestructuras estratégicas, impulsar el mundo rural y forestal y, en materia de formación, urge integrar y adaptar la oferta formativa a las necesidades reales de las empresas.

Finalmente, pedimos al futuro Govern de la Generalitat que siga impulsando los espacios de concertación y diálogo sociales y que trabaje para desplegar la Ley de participación institucional y del diálogo y la concertación sociales, con el objetivo de poner las bases de la reconstrucción económica en el escenario pospandemia. Desde PIMEC nos ponemos de nuevo a disposición de la Administración Pública para trabajar conjuntamente en beneficio de las pymes y de los autónomos de Catalunya, con diálogo y voluntad.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Previous Story

Oryzite, una alternativa real al plástico

Next Story

Análisis de los resultados de la pyme industrial 2020 y perspectivas 2021

Latest from Competitividad

Corresponsabilidad

El diccionario nos dice: Responsabilidad compartida. Una definición breve, clara y concisa. Estoy de acuerdo en