Según el Fondo Monetario Internacional, la economía mundial creció durante el 2017 un 3,8%, frente al 3,2% del año anterior, aceleración impulsada tanto por los países desarrollados como por los emergentes.

Análogamente al caso español, la economía catalana desaceleró su crecimiento en términos anuales (3,4% frente al 3,6% del 2016), según datos del Instituto de Estadística de Cataluña. Esta tasa fue tres décimas superior a la del conjunto de España y un punto superior a la de la zona euro (2,4%). Sin embargo, la evolución del PIB catalán se aceleró a lo largo del año, puesto que empezó con un crecimiento del 3,3% durante los dos primeros trimestres y acabó con uno del 3,5% durante el cuarto.

En un momento empresarial en el que cada vez cuesta más ser competitivo, las pymes con proyectos de investigación, desarrollo e innovación industrial deben realizar fuertes inversiones ya sea con: maquinaria (equipos de laboratorio o bien plantas piloto), personal de la empresa, con una gran cantidad de materiales reactivos consumibles y con una parte de colaboraciones externas (con centros de investigación, ingenierías o centros tecnológicos), para que dichas inversiones no se queden en cartera de las empresas por falta de recursos.

PIMEC quiere que todas las empresas tengan a su alcance los máximos recursos para sus proyectos

PIMEC, teniendo en cuenta el mundo empresarial en su conjunto y el efecto decisivo que la inversión industrial tiene sobre el crecimiento de la economía, quiere que todas las empresas tengan a su alcance los máximos recursos para sus proyectos, y que las diferentes administraciones (locales, autonómicas, estatales, europeas) proporcionen la oportunidad de facilitar y beneficiar a las empresas con sus presupuestos.

Las financiaciones públicas y las deducciones fiscales para la I+D tienen por objetivo dar un impulso a las empresas en forma de ayudas a fondo perdido o en forma de financiaciones bonificadas que mejoren significativamente las condiciones actuales del mercado financiero, o en forma de deducción o bonificación fiscal o de la seguridad social para sus inversiones.

Es por eso por lo que desde PIMEC gestionamos íntegramente estas ayudas, financiaciones bonificadas o desgravaciones fiscales a nuestros socios para las actividades relacionadas con la I+D e innovación tecnológica, para que sean más competitivas y puedan beneficiarse de lo que les corresponde para las inversiones que están realizando en sus micro, pequeñas y medianas empresas.

¿Y vosotros? ¿Ya os estáis beneficiando de estas ayudas, financiaciones bonificadas y/o deducciones o bonificaciones por vuestros proyectos? Muchas empresas ya lo están gestionando.