¿Se ha planteado esta pregunta? ¿Ha pensado que una marca no sólo entra por la vista? ¿Has oído hablar del audio branding?

El valor de la música – y en general, del sonido.

En un mundo donde la comunicación audiovisual es cada vez más presente, muchos tenemos en consideración la parte visual, pero pocos la parte sonora.

No ser consciente de su valor supone desaprovechar parte de los canales de comunicación a nuestro alcance y dejar escapar una gran oportunidad de conectar con nuestro público , comunicarle quiénes somos y hacer que nuestra marca entre a formar parte de sus recuerdos y vivencias.

La música -y en general el sonido- tiene propiedades extraordinarias: nos sitúa en un estado de ánimo, habla de nosotros y del entorno, en transporta en el tiempo y el espacio. Nos puede motivar, nos puede entristecer. Nos sumerge en otra cultura. Evoca nuestras experiencias y nos reconecta vívidamente. ¿Quien no revive las emociones del pasado cuando escucha “aquella canción, aquella música” que tanto significó para nosotros?

El poder del sonido para impactarnos no es subjetivo: los estudios en neuromarketing y marketing sensorial han avalado la capacidad excepcional del sonido para dejar en nuestro cerebro una huella indeleble , gracias a su sorprendente capacidad de evocación, asociación, estímulo e inspiración.

Las cualidades del sonido lo convierten, pues, en la pieza estratégica menos intrusiva y más valiosa para identificar una marcar, ofrecer una experiencia de consumo única y vincular a usuarios de manera eficaz y memorable.

Uso estratégico de los recursos sonoros

A los atributos del sonido se suma la oportunidad de usarlo estratégicamente. Actualmente, en un mundo donde la comunicación audiovisual nos acompaña siempre a través de múltiples dispositivos, el sonido es el elemento más constante y sutil a la hora de hacernos presentes . En todo momento “sentimos” las marcas en la TV o en los anuncios del cine, en Internet, los móviles, a todo tipo de actos públicos y eventos … Y es en todos estos contactos con nuestro público cuando podemos hacerlos llegar un mensaje mucho más atractivo para él que la simple oferta de un producto o servicio: quiénes somos, cuál es nuestra identidad, en que nos diferenciamos de otros y en que nos parecemos a él.

Audio branding Pero formular nuestra identidad y relato sonoros no se consigue de una manera arbitraria. Requiere un procedimiento de análisis y definición de la marca, que se traducirá en músicas, voces, efectos sonoros y parámetros de tratamiento del sonido, coherentes con lo que queremos comunicar al usuario y capaces de identificar nuestra marca unívocamente mediante todos los canales de comunicación auditiva posibles.

Este proceso metódico y experto se conoce como audio branding , y lejos de ser un simple complemento de la construcción visual de la marca, puede potenciarla incluso de manera autónoma.

El sonido nos rodea. Es el momento de dejar de ser silenciosos, de encontrar nuestra voz y proyectarla con fuerza. Pero pensamos que el camino hacia nuestro estallido sonoro exige una estrategia y un método: el audio branding.

Construimos nuestra identidad sonora, averiguamos cómo suena nuestra marca y hacemos sentir eficazmente!

No te pierdas cómo, desde PIMEC ya precios en clave pyme, te podemos acompañar en este camino sonoro .

Òscar Beà, Bcn Tracks