La Fundación PIMEC está integrada por una gran diversidad de miradas femeninas que luchan día a día por una segunda oportunidad. Son mujeres emprendedoras, perseverantes con lo que quieren, pero sobre todo sobrevivientes en un entorno empresarial que aún está muy lejos de la paridad y de su representatividad en posiciones de liderazgo corporativo.

Cada día vivenciamos historias singulares; mujeres que, a pesar de su situación de dificultad personal y profesional, han sabido convertir sus sentimientos de fracaso en oportunidades de aprendizaje o, por lo menos, buscan la manera de salir de ello. Madres y no madres, empresarias o asalariadas, jóvenes y no tan jóvenes, con diversidad de estudios y experiencias, profesionales del mundo… Heterogeneidad de miradas que nos impregnan día a día de saber estar y ser.

Las mujeres continúan sufriendo una feminización de una sociedad en la que ciertos valores todavía hoy son atributos, lo que provoca desigualdades estructurales difíciles de superar. El emprendimiento como motor del empleo en Catalunya es un canal de generación de puestos de trabajo y casi el 30% de las mujeres representan esta realidad.

En situaciones profesionales de crisis, las mujeres separan más fácilmente el ámbito personal del laboral. La estabilidad emocional permite hacer un mejor análisis y una mejor adaptación a la nueva realidad. Pero también es verdad que las mujeres tienen que superar más obstáculos en su trayectoria profesional y necesitan elementos motivadores y de seguridad para salir adelante con sus proyectos.

La Fundación PIMEC trabaja para ofrecer recursos y herramientas de soporte a las pymes, especialmente en la búsqueda de segundas oportunidades y en la inclusión social de diferentes colectivos, entre ellos el de las mujeres empresarias y autónomas que quieren consolidar y/o continuar trabajando para ser y estar activas personalmente y crear empleo profesionalmente. Promover la igualdad de género en el mundo económico y empresarial, impulsando el liderazgo y el talento femenino, así como sinergias y trabajo en red ante las instituciones, son objetivos que se trabajan.

Este 8 de marzo, la Fundación PIMEC quiere felicitar a estas mujeres que integran su día a día. Animarlas a que continúen trabajando para comunicar su espíritu de superación y esfuerzo en pro de la responsabilidad social y la igualdad real más allá del género.