¿Te gustaría mejorar tu presentación cuando hablas en público y que tu discurso sea un éxito?

Previamente, es necesario tener claro el objetivo del discurso, qué quieres conseguir, el mensaje que quieres transmitir, estructurando el discurso para darle sentido, y conocer a la audiencia.

¡Te aconsejo un único mensaje y que sea claro!

Resumir el mensaje en un titular

Para que nuestro público nos recuerde, tendremos que conseguir que nuestro speech sea especialmente interesante; debemos captar la atención de los oyentes. Debemos ser capaces de entusiasmar a la audiencia, conectando con sus emociones, y una buena forma de conseguirlo es a través del Storytelling.

 

El mensaje debe transmitir entusiasmo, confianza y fuerza, y debe tener coherencia.

Si estamos convencidos de nuestro mensaje y somos capaces de transmitirlo, seremos convincentes para transmitir este entusiasmo.

Desarrolla la escenificación en cuanto hayas construido un único mensaje potente, explicado de forma interesante y con un lenguaje que conecte con nuestro público.

En las clases sobre neuro-oratoria explico que una presentación en público es como una pequeña obra de teatro:

  • un actor principal
  • un guion
  • un escenario
  • y un público

El mensaje debe conectar con nuestro público, con sus emociones

En la construcción de nuestro mensaje y en el acto mismo de comunicación tenemos que conseguir llegar a la gente apelando a las emociones del corazón.

Si se trata de un espacio pequeño se debe estar atento al público, dirigir la mirada a los ojos de los asistentes y estar pendiente de sus reacciones para poder ser capaces de cambiar la forma cómo estamos comunicando en función de las respuestas que percibimos. Sé flexible.

5 consejos que se deben tener en cuenta para dejar huella

Captar la atención con nuestra voz. Una vez tenemos el mensaje clave, debemos trabajar cómo lo explicamos, como si fuésemos actores de teatro ensayando antes de salir a escena.

Usar un lenguaje comprensible y adecuado al público. No es lo mismo hablar a un grupo de empresarios que a un grupo de estudiantes adolescentes.

Emocionar con historias vividas. Explicando tus propias vivencias o experiencias serás capaz de mostrar empatía y conectarás mejor con tu audiencia.

Sé auténtico, creativo y deja salir tu toque de humor. Prepárate alguna anécdota, alguna cosa divertida, algún ejemplo divertido. Argumentos que, en algún momento de tu discurso, reunión o ponencia, seguro que te servirán para poner “la guinda en el pastel”.

Cuida la posición corporal y los gestos. Seremos más creíbles cuando, más allá de los argumentos trabajados, nuestros gestos muestren coherencia entre lo que decimos y cómo lo decimos. Si interiorizamos y nos creemos el mensaje que queremos transmitir, seguro que con nuestro entusiasmo haremos llegar nuestras ideas a la audiencia.

Sé cuanto más natural mejor. ¡No intentes imitar, se tú mismo!

¿Sabes qué es lo mejor de ser tú? ¡Que te hace ser auténtico! ¡Como tú no hay nadie más!

Cómo gestionar el miedo a hablar en público

¿Miedo a hablar en público? ¿De dónde procede el miedo? ¿Por qué hay personas que sienten más miedo que otras?

¿Sabías que Demóstenes sufría auténtico pánico al hablar en público y, aun así, fue uno de los oradores más elocuentes de Atenas?

¿Nervios, ansiedad, miedo y pánico? Pase lo que pase, ¡piensa que puedes entrenarte para hablar delante de una audiencia!

El miedo es una emoción que nos protege pero que en algunos momentos nos bloquea. Piensa que el miedo viene de aquello que pensamos. No dejes que tus pensamientos te dominen, es mejor que los cambies.

Tenemos el poder de cambiar nuestros pensamientos, solo requiere esfuerzo y trabajo

Piensa que la gente está aquí porque le interesa el tema del que le hablarás, por lo que, aunque estés nervioso, eso no les importará si lo que dices es interesante ¡Así que sonríe!

Hablar en público se aprende. Podemos desarrollar las habilidades necesarias para ser buenos comunicadores ¿Te atreves?

Podemos hacerlo juntos, cada vez que tienes que hacerlo es una oportunidad. ¿La quieres aprovechar?

Podemos iniciar juntos el cambio que quieres conseguir.

¿Cuándo quieres empezar?
¡Te espero!