Son muchos los ámbitos que habitualmente se abordan a través del humor, como el marketing, donde muchas campañas de publicidad ya utilizan trabajo y humor para persuadir a sus consumidores.

Divertirse en el trabajo no es una pérdida de tiempo

Sin embargo, todavía hay entornos donde tratar los temas con buen humor puede no estar bien visto, y es que en nuestra cultura todavía asocia la seriedad con la profesionalidad. Lejos de esta creencia, está demostrado que divertirse en el trabajo no es una pérdida de tiempo ni hace bajar la productividad, sino todo lo contrario, ayuda a sentirse mejor, disfrutar y producir mejor. Trabajo y Humor, un buen equipo!

 Trabajo y Humor

Además de los beneficios para la salud física y emocional que aporta la risa y el buen sentido del humor (desde el punto de vista positivo y respetuoso), las personas que tienen un buen “coeficiente humorístico” (fun quotient) fomentan un mejor clima laboral . Por lo tanto, este podría ser un indicador más a evaluar y valorar en los futuros procesos de selección que realizamos.

Algunos de los beneficios del humor en el entorno laboral

-Mejora la motivación individual y del equipo. No hay nada más desmotivador que ir a trabajar en un entorno “cargado” de tensión y mal humor. El buen humor nos ayuda a ser más positivos y constructivos, por lo que podemos abordar los problemas desde un punto de vista más distendido y facilitador. Seguramente habréis experimentado alguna vez la sensación de que cuando está de mejor humor, porque quizás ha conseguido una buena venta o un buen resultado, sueldo más productivos.


-Fomenta la comunicación . Uno de los principales ejes en el ámbito de los recursos humanos es precisamente la comunicación, ya menudo uno de los que más necesitamos mejorar. Si bien el humor no es la “panacea” para resolver esta cuestión, sí que constituye una palanca para mejorarla, dado que favorece un entorno en el que las relaciones son más cercanas, y facilita la resolución de los conflictos.


Estimula la innovación y la capacidad de resolución. El humor fomenta las relaciones y por tanto favorece la generación de sinergias internas y la resolución constructiva ante las situaciones que se presentan. Del mismo modo, está demostrado que dinámicas como el brainstorming (lluvia de ideas) son mucho más productivas y surgen mejores ideas en entornos donde hay buen humor.


-Potencia el trabajo en equipo. Como consecuencia de lo dicho en los puntos anteriores, la motivación, la comunicación y la innovación ayudan a cohesionar el equipo ya lograr mejores resultados.


Si bien los problemas y las preocupaciones a menudo nos dificultan mantener el buen humor, debemos ser conscientes de que el impacto que tenemos sobre los demás es mucho mayor de lo que pensamos, y además el humor tiene un efecto contagioso y multiplicador, no sólo internamente sino también en nuestros clientes y proveedores.

Algunas ideas para potenciar el humor en la empresa, pasan principalmente por cambio de actitud de uno mismo, pero también podemos favorecer sus efectos creando entornos de confianza mediante las actividades outdoor por ejemplo, la organización de eventos como la cena o comida de navidad, los” Viernes casual “.

Te has preguntado alguna vez qué coeficiente humorístico tiene tu empresa?