Sentirse motivado es básico para conseguir las metas que nos proponemos y, como no puede ser de otra manera, es igual de necesario que esta motivación esté presente en un equipo de trabajo para el éxito de un proyecto empresarial, es necesario aprender a motivar a los equipos de trabajo .

7 habilidades deportivas para que un proyecto empresarial tenga éxito

Mantener a un equipo motivado donde las aspiraciones y los intereses particulares estén cubiertos, aumentará directamente los beneficios empresariales ya que toda la energía de las personas se enfocará hacia alcanzar los objetivo comunes del proyecto.

¡Quien tiene la llave de la motivación?

Motivar implica implementar mecanismos para satisfacer el bienestar de un equipo y aunque a priori parezca sencillo, es todo un arte que debe saber manejar el líder para el crecimiento del negocio. Es común encontrar que para muchas organizaciones la motivación de sus empleados está centrada en la parte económica y, por tanto, las estrategias para motivar a sus empleados se refieren al incremento en los sueldos, las prestaciones, incentivos económicos o pagos extras.

Sin embargo, es importante reconocer a las personas que buscan otro tipo de factores de satisfacción para asegurar la eficiencia y eficacia de los empleados, mejorar el clima laboral, incrementar el compromiso y lealtad de sus colaboradores.

Para ello os proponemos recurrir a 5 sencillas técnicas motivacionales que os podrán ayudar a motivar a vuestros equipos si las ponéis en práctica:

Adecuación de tareas 

Verifica que cada persona se encuentre desempeñando el puesto que más se ajuste a sus habilidades y competencias profesionales. Se ha comprobado que una persona que no está capacitada para realizar las actividades de cierto lugar, pronto se desmotivarà.

Esto tanto puede ser porque está sobrecualificada y sus capacidades superan el que se le pide; o por inseguridad y estrés debido a la falta de preparación para poder cumplir con los requisitos del puesto.

Fomenta su participación y escucha sus opiniones

Escuchar las propuestas del equipo, contar con varios puntos de vista y concluir con posturas comunes cohesiona y motiva ya que los individuos entienden que sus aportaciones son valoradas y no sienten miedo a participar. Es una forma de animar a cada empleado a colaborar por el bien común establecido entre todos.

Periódicamente puedes reunir a tu equipo para que puedas establecer conjuntamente las metas y objetivos que se espera que logren. Es muy importante que las personas sean tomadas en cuenta en este proceso, ya que participar activamente genera mayor compromiso, motivación y esfuerzo.

Reconoce su esfuerzo

Genera una retroalimentación constante y reconoce el trabajo que está bien hecho o cuando se alcanzan las metas establecidas. Recuerda que este reconocimiento no cuesta nada y puede significar mucho, ya que consigue que el empleado sienta que sus esfuerzos valen la pena.

Cuando los objetivos se cumplen, es importante reconocerlo. Al menos se espera algún feedback positivo por un trabajo bien hecho, y hacerlo es simple y genera beneficios de motivación, lo que contribuirá a que continúe trabajando para ayudar al éxito del equipo.

 Define  y comunica sus objetivos

Es necesario que las tareas y los objetivos de tu equipo estén bien definidos, tanto a corto como a largo plazo. Los objetivos a corto plazo darán sentido a la labor del día a día y los motivarán para llegar hi.D’altra lado, incentivar a los trabajadores con planes a largo plazo dentro de la compañía es una de las mayores motivaciones. Esto es estimulante para las personas ya que satisface su necesidad de seguridad y estabilidad.

Implementa políticas flexibles

Se ha comprobado que el trabajo flexible contribuye a que se tenga mayor productividad, se reduzcan costes por absentismo, rotación o descuidos, además genera colaboradores felices y compromesos.

Ajuda mucho conocer personalmente a tus empleados y su situación individual, este acercamiento te permitirá tener información valiosa para motivar a tu equipo de trabajo, brindándoles flexibilidad donde más lo aprecian y adaptarla a sus necesidades personales, ya sea en su horario trabajo, días de descanso, actividades, jornada reducida, etc.

Es importante que seas creativo para encontrar las políticas que mejor funcionan para tu equipo

Motivar implica implementar mecanismos para satisfacer las aspiraciones y los intereses particulares con el fin de dirigir a las personas hacia un objetivo

Por esta razón, la motivación del personal dentro de las organizaciones es algo mucho más complejo que requiere creatividad, innovación y disposición para hacer los cambios organizacionales que sean necesarios para conseguirlo.

 

La motivación es esencialmente subjetiva, cada persona debe ser motivada por factores totalmente diferentes, de acuerdo a su situación laboral y personal, pero estas pequeñas claves que os hemos presentado tendrán resultados positivos en general en el equipo de trabajo.