El capital humano es el recurso más importante para la empresa, y en los departamentos de recursos humanos, cada vez más, estamos convencidos de que sólo la organización que las motiva, forma y desarrolla, tiene la capacidad y fortaleza suficiente para alcanzar el éxito.

Hasta fecha de hoy, ninguna empresa funciona o ha funcionado sin, al menos, una persona, es ésta la razón principal que hace a las personas el eje y el corazón de su funcionamiento

El capital humano es el conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes de los trabajadores que la empresa dispone para lograr sus objetivos.

Es el capital intelectual que el empresario, a través de una buena gestión del talento , puede transformar en rendimiento operativo.

La importancia del capital humano en las organizaciones

Cualquier empresa sea cual sea su actividad necesita de:

Recursos económicos

Recursos tecnológicos

Recursos humanos

Es fundamental equilibrar y gestionar con sabiduría el conjunto de los tres para poder funcionar con éxito

Actualmente, ante la competencia tan feroz de productos, servicios y precios junto con el gran avance de la tecnología se hace difícil encontrar una diferenciación, es en los individuos que conforman la organización donde reside nuestra ventaja competitiva, debido a que no hay dos personas iguales.

Para gestionar de forma efectiva nuestro capital humano es imprescindible:

Primero, tener un buen sistema de selección.

Una selección de los recursos humanos que analice los candidatos que se presentan al puesto a cubrir, averigüa cuáles son sus competencias profesionales, cuáles son sus valores y en qué medida se identifican con los de nuestra empresa. Qué motivaciones tienen, su grado de implicación con el puesto de trabajo, nuestra filosofía y forma de trabajar.

Luego, establecer un programa de formación continuada.

La capacidad y creatividad necesita del estímulo constante, la formación es una motivación para no caer en rutinas productivas. No olvidemos, que formar a nuestro equipo humano es apostar para obtener una mayor competencia y aumentar el rendimiento y productividad.

Por último, diseñar y confeccionar los planes de gestión del talento.

Es la herramienta que nos hace ser más competitivos y nos permitirá hacer frente a nuevas situaciones. Mediante evaluaciones del desempeño, desarrollar el liderazgo, diseñar itinerarios formativos, establecer planes de carrera para alcanzar nuevas competencias profesionales y aumentar el sentimiento de pertenencia.

Es necesario para la dirección de cualquier empresa asegurarse de contar con un equipo humano con las mejores habilidades, conocimientos y actitudes para tener un equipo contento, motivado y por tanto con un alto rendimiento que nos diferencía de nuestra competencia y nos hace ser los mejores para nuestros clientes.

La inversión en nuestro capital humano se asienta como uno de los activos más valiosos para la empresa, al estar totalmente ligada con el obtención de nuevos recursos tecnológicos y económicos

Si hasta ahora, nuestro foco de atención ha estado en otro punto y el sistema organizacional se resiente, siempre estamos a tiempo de hacer un cambio de rumbo y buscar soluciones para optimizar nuestro capital humano.

Nuestro consejo, mirar la empresa como un sistema organizacional y la solución, fundada en un criterio básico: trabajar para el bienestar de todo el conjunto del sistema, considerando a cada miembro con la misma relevancia, mirar más allá e intentar ubicar y desarrollar a cada persona para que aporte el valor más alto en nuestra la empresa.

Rosa Soler Anglès, Renting en RRHH y Consultora en coaching sistémico